Ciencia

El descenso de las horas de sueño hipoteca la salud

Philips aprovecha el nicho de mercado de las personas con insomnio.

Cree que, si viviera completamente a oscuras, se iría antes a la cama? ¿Piensa que dormir demasiado conduce al sobrepeso? ¿Opina que las personas mayores duermen mejor que los jóvenes? La respuesta a todas estas preguntas es negativa y, sin embargo, la creencia popular va en contra de lo que muestran los estudios. Es decir, a todas luces, nuestra percepción sobre la influencia del sueño en el descanso, la atención y la salud no se corresponde con la realidad. Por lo que a dormir se refiere, quedan todavía muchas preguntas a las que dar respuesta.

Aunque parezca inverosímil, no dormir genera apetito. Por ello, es frecuente que las personas con sobrepeso confiesen en un chequeo médico profundo que duermen mal. Así lo demuestra un estudio publicado en 2004 en Annals of Medicine, que indica que la presencia de elevados niveles de ghrelina, la hormona ligada a la regulación del consumo de energía y al sobrepeso, era frecuente en los varones sanos que dormían menos horas.

Este es uno de los argumentos usados por el doctor David White, jefe médico del Centro de Salud y Bienestar de Philips, para justificar que la falta de sueño tiene efectos perjudiciales en nuestra salud. A falta de estudios determinantes, los problemas para descansar se encuentran entre la lista de características propias de otros cuadros clínicos. Por ejemplo, es frecuente que las personas con problemas coronarios y con exceso de calcificación de las arterias tengan problemas para dormir.

"Cuando los seres humanos no reciben luz se acuestan y se levantan cada vez más tarde", indica Luc Schlangen

Por otra parte, el doctor Luc Schlangen, responsable del programa de la compañía holandesa para los productos relacionados con la luz y el bienestar, asegura que los seres humanos necesitamos luz para segregar la hormona reguladora del sueño, la melatonina. "Cuando dejas de recibir la luz, las horas de sueño se van moviendo hacia atrás, cada vez te acuestas y te levantas más tarde. Falla el reloj biológico", indica Schlangen, quien subraya que la experimentación ha demostrado que, sin luz, las personas tardan en irse a la cama 12 minutos más cada día.

Problema común

Lejos de ser un problema baladí, la falta de sueño afecta a una porción significativa de la población. Según los datos recogidos por Philips para elaborar el índice de salud y bienestar, un 35% de los encuestados asegura que tiene problemas para dormir, mientras que el 60% de la población considera que duerme lo suficiente y el 5% restante no lo sabe con certeza. Preguntados por las razones que impiden su descanso, un 45% de los que no duerme bien estima que "simplemente, duermo poco" y atribuyen este hecho al estrés y a preocupaciones de la vida cotidiana.

Alrededor del 10% o el 15% de la población, según los datos de la encuesta de Philips, tiene problemas para dormir y ello representa un mercado potencial de millones de personas. Además, un 5% utiliza píldoras para dormir y hoy dormimos una hora menos que hace 50 años.

Para estas personas no hay nada más suculento que la promesa del descanso. Por este motivo, la compañía holandesa ha hecho hincapié desde su departamento de productos para el cuidado de la salud en desarrollar artículos que ayuden a conciliar el sueño, a hacer remitir la apnea y a conseguir pautas de descanso adecuadas.

Pautas para lograr un descanso efectivo

Para descansar, la temperatura debe estar en torno a los 20 grados y la humedad debe ser del 50%.

Mantener los horarios durante todos los días de la semana ayuda a conciliar el sueño a una hora determinada.

Nuestro reloj biológico está controlado por la luz diurna, por ello, si trabaja en un lugar sin ventanas debe salir de vez en cuando a la calle para ser consciente del momento del día en el que se encuentra.

La actividad física más allá de las ocho de la tarde perturba el descanso.

Evitar las grandes comilonas antes de dormir.

Aunque algunos expertos dicen que ver la televisión favorece el insomnio, otros defienden que toda actividad relajante, y la televisión puede serlo, ayuda a descansar.

Los hombres españoles presumen de dormir bien

Junto con los turcos, son los españoles los que mejor duermen entre las nacionalidades analizadas por Philips en los datos recogidos para elaborar el índice de salud y bienestar, que refleja que un 78% de los hombres de esta nacionalidad, frente a un 71% de las mujeres, considera que duerme bien. La consulta se llevó a cabo en 10 países, en los que se recogieron las respuestas de 14.000 personas, y también muestra que los españoles duermen mejor que las españolas.

Kate Hartley, directora del organismo que realizó la encuesta, el Centro de Salud y Bienestar de Philips en Eindhoven (Países Bajos), analiza los resultados y explica que esto no quiere decir que los españoles duerman durante más horas o que su sueño sea de una calidad superior. Solo muestra que su opinión sobre sus horas de descanso es más positiva que la de otros países.

La encuesta indica que las mujeres de todas nacionalidades duermen peor y, por supuesto, también las españolas. Un 38% apunta a las preocupaciones cotidianas como la principal causa.