Sector bancario europeo

Los supervisores quieren repetir los test de estrés en 2011

Los supervisores bancarios de la Unión Europea planean repetir el próximo año las pruebas de esfuerzo a los bancos de la región, que podrían llevarse a cabo en fechas similares a las de 2010. Sus resultados se hicieron públicos en julio.

"Ya estamos trabajando sobre el próximo ejercicio. Más o menos con el mismo calendario que este año, por lo que supongo que los resultados estarán listos en junio", destacó Giovanni Carosio, presidente del Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS).

Carosio precisó que la estructura de las pruebas será también similar, con un escenario base y otros con condiciones más adversas fijados por el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE). Por su parte, el BCE ha dejado claro su interés en asumir un papel de mayor relevancia en la siguiente edición de las pruebas de esfuerzo de cara a examinar más ampliamente los riesgos del sistema.

Además, el organismo de Fráncfort continuará, al finalizar el presente trimestre, con la retirada gradual de las medidas no convencionales de estímulo puestas en marcha para apuntalar la confianza y reactivar el crédito, según señaló el miembro de su consejo, Jürgen Stark.

El CEBS sometió el pasado mes de julio a pruebas de esfuerzo a 91 entidades europeas, de las que tan solo siete suspendieron, viéndose obligadas a incrementar su capitalización, lo que contribuyó a calmar a los mercados.

Sin embargo, no todos los organismos y expertos están satisfechos con las pruebas. Los más críticos aseguran que las condiciones establecidas en los análisis eran demasiado suaves.

Examen aprobado

La totalidad de los bancos españoles superaron las pruebas de esfuerzo realizadas por la UE, lo que supuso una tranquilidad importante para los mercados. Tanto Santander como BBVA cosecharon buenos resultados en el examen. Cinco cajas de ahorros no lo pasaron.