Para evitar efectos negativos

El G-20 aconseja reducir la dependencia de las agencias de rating

El Financial Stability Board, organismo internacional creado por el G-7 y después por el G-20 para prevenir la inestabilidad en los mercados financieros, aconseja a Gobiernos, bancos, autoridades monetarias e inversores reducir la dependencia de las calificaciones crediticias. El objetivo de estas medidas sería evitar que la confianza mecánica en los rating originados por las agencias de calificación tenga efectos negativos.

En concreto, el FSB aconseja que las referencias a los ratings sean eliminadas de las legislaciones como medida de la salud financiera de los emisores. "La presencia de los ratings en las regulaciones y los estándares de mercado contribuye de forma significativa a la confianza del mercado en estas calificaciones. Y esto provoca efectos como los vistos durante la reciente crisis, en la que las rebajas de calificación financiera agudizaban los efectos del ciclo crediticio y causaban colapsos sistémicos", explica este organismo.

Adicionalmente, también pide que los bancos centrales eliminen de sus normativas las referencias a las calificaciones crediticias, como por ejemplo en los requisitos de elegibilidad para operaciones de mercado o aportaciones de garantías. En este ámbito, señala el FSB, las rebajas de calificación pueden tener efectos multiplicadores debido a la excesiva dependencia de los ratings.

También los bancos y los participantes del mercado, señala el FSB, deben reducir su dependencia de los ratings, en la medida de sus posibilidades, y deben tener sus propios sistemas de análisis de la solidez financiera de las emisiones de renta fija, con el objetivo de evitar que las rebajas de rating tengan efectos sobre la estabilidad del sistema financiero.