Critica las ayudas recibidas por España

Hochtief espera ayuda del Gobierno alemán para hacer frente a la opa de ACS

El consorcio constructor alemán espera recibir ayuda del Gobierno alemán para hacer frente a la opa hostil lanzada por su competidor español ACS, que aspira a lograr adquirir la mayoría del capital del primer grupo germano del sector.

"Partimos de que Berlín tiene interés en que la industria constructora alemana continúe siendo competitiva a nivel internacional. Hochtief es el 'player' internacional de Alemania", afirma Herbert Lütkestratkötter, presidente del grupo germano, en declaraciones adelantadas hoy por el semanario "Wirtschaftwoche".

"Resultaría grotesco que Hochtief fuera comprado por un consorcio español que debe agradecer su grandeza, entre otras cosas, a los fondos financieros de la Unión Europea aportados por Alemania", señala el presidente del consorcio germano.

Añade que la construcción masiva de infraestructuras en España con fondos de la UE ha hecho surgir, "en un entorno protegido", unos cuantos grandes consorcios que logran enormes beneficios.

ACS 22,05 -0,36%

"La fe es cosa de la iglesia", afirma seguidamente Lütkestratkötter a preguntas de si cree en las afirmaciones de ACS de que, pese a su deseo de adquirir la mayoría del capital de Hochtief, no tienen intención de dominar el consorcio alemán.

El presidente del grupo alemán asegura además que "actualmente recibimos muchas comunicaciones de clientes que se muestran preocupados ante la posibilidad de que un día Hochtief ya no sea un socio fiable".

El pasado 17 de septiembre, ACS anunció su intención de lanzar una opa sobre la totalidad de Hochtief, un extremo que la alemana calificó de "hostil" y "sorprendente", porque hasta el momento ambas compañías habían mantenido relaciones "fluidas".

La oferta formal del gigante español, que ya posee el 30 por ciento de las acciones de su rival, no se prevé hasta noviembre, aunque ya avanzó que la operación es pagadera en acciones a razón de ocho acciones propias por cada cinco de Hochtief, algo que varios analistas alemanes han tachado de insuficiente.

Así, la constructora española pretende alcanzar una participación ligeramente superior al 50 por ciento de la alemana.

Hochtief es un consorcio constructor y de concesiones con más de 66.000 empleados que mantiene operaciones principalmente en Europa, Australia y América del Norte y facturó en 2009 casi 18.200 millones de euros, el 85 por ciento en el extranjero.