El grupo resultante tendrá 700 millones de negocio

La fusión de Puentes y Joca inicia la integración de constructoras medianas

La concentración en el sector de las constructoras españolas de tamaño mediano toma cuerpo con la fusión, anunciada ayer, de la extremeña Joca y la gallega Puentes. Ambas formarán un grupo, con sede en Galicia, de 1.500 trabajadores y una cifra de negocio anual de casi 700 millones de euros. El nuevo grupo se sitúa entre los 20 primeros del sector en España.

La fusión de Puentes y Joca crea un nuevo operador entre las constructoras españolas medianas, que mejorará sus condiciones de acceso al crédito y facilitará sus aspiraciones de reforzar su presencia en el extranjero. En los últimos meses, expertos del sector ya barajaban que Joca, al estar muy expuesta a la construcción residencial, buscaba una integración con otra compañía. Puentes está más enfocada a obra civil, lo que hace a ambas complementarias desde el punto de vista geográfico y del negocio.

Las dos compañías enviaron a última hora de la tarde de ayer un comunicado en el que aseguran que están a punto de formalizar su fusión. El nuevo grupo tendrá 1.500 trabajadores y una cifra de negocio de próxima a los 700 millones de euros -Puentes aporta una cifra de negocio de 385 millones y Joca de 294 millones, según las últimas cifras del pasado año-. Con esta estructura pretenden "afrontar nuevos retos".

Los responsables de los dos grupos han alcanzado un principio de acuerdo para desarrollar un plan estratégico para los próximos cinco años, que contempla el incremento de su presencia en España y en el extranjero. La sede social del grupo resultante de la fusión estará en Galicia y seguirá operando con las marcas actuales, que mantendrán sus sedes en Badajoz, Madrid y Zaragoza.

La operación económica está pendiente de las preceptivas revisiones de auditoría y de las ratificaciones posteriores de los correspondientes órganos de gobierno. El Grupo Joca, con sede en Badajoz, se ha centrado en los últimos años en proyectos relacionados con el ciclo del agua, las infraestructuras ferroviarias y la edificación de hospitales y palacios de congresos.

Creada hace más de 40 años, Joca tiene presencia en Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Portugal. En los últimos años ha desarrollado un plan de internacionalización que le ha llevado a tener centros operativos en Brasil, Ucrania, Perú y Marruecos. Por su parte, el Grupo Puentes ha conseguido transformar una empresa especializada en la construcción de puentes en un grupo con presencia en diversas áreas de negocio.

Fundada hace más de treinta años, actualmente es un conglomerado de empresas articulado alrededor de seis grandes líneas de negocio: construcción de grandes infraestructuras de obra civil; obras hidráulicas y medioambientales; edificación, rehabilitación y restauración de edificios; construcción de puentes y viaductos, y prefabricación industrial de elementos de hormigón.

En 2009, Puentes alcanzó un acuerdo con Grupo Marcor por el que esta sociedad, con sede en Zaragoza, se fusionó por absorción con la gallega, lo que reforzó las líneas de negocio y la presencia tanto en España como en el extranjero. La fusión supone un salto cualitativo para ambas y abre la carrera por la esperada concentración de las constructoras medianas en España. Comsa y Ente crearon en 2009 el segundo mayor grupo constructor no cotizado.