BNP, Lloyds, ING y Dexia, entre otros.

La banca extranjera afronta su reestructuración en España

La reestructuración del sector financiero en España no atañe sólo a las entidades nacionales. La banca extranjera también afronta las consecuencias de la crisis, que ha motivado cambios en las estructuras de algunas firmas. La absorción de Fortis por BNP y la integración de Lloyds y Halifax son algunas de las operaciones de mayor calado.

Las firmas bancarias extranjeras que operan en España también viven una importante reestructuración, no solamente en sus países de origen, sino allí donde cuentan con una actividad considerable. Una de las operaciones de mayor envergadura ha sido la absorción de Fortis por el banco francés BNP Paribas, que se aprobó en la primavera del pasado ejercicio.

En España, el plan de integración de ambas firmas se presentó a empleados y accionistas a final de año y la entidad cree que será un proceso largo que culminará en 2012. Respecto a la integración laboral, la firma había identificado en un principio entre 150 y 200 puestos duplicados, fundamentalmente en las áreas de banca privada y corporativa. La entidad ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para reducir el impacto de esas duplicidades mediante prejubilaciones y bajas incentivadas. La ejecución de los despidos se ha iniciado ya, según fuentes sindicales.

En el área de banca privada la entidad absorbida ha aportado al grupo unos 2.000 millones de euros en activos bajo gestión, que ahora suponen unos 6.000 millones. En el negocio de banca de inversión, los activos suman un total de 18.000 millones de euros, de los que el 50% provienen de Fortis.

Y en la actividad relativa a la gestión de activos, el objetivo de BNP es realizar la integración a lo largo de este ejercicio y alcanzar unos activos de 1.700 millones gracias a los 600 millones de la firma belga.

Menos competidores

BNP Paribas ha ido integrando la marca Fortis en sus divisiones de negocio, de forma que en España lo más probable es que desaparezca. Tras la compra por parte de Lloyds de Halifax Bank of Scotland (HBOS), que se acordó en septiembre de 2008, la firma británica también ha tenido que acometer una importante reestructuración. En España, la integración todavía se está llevando a cabo.

La pasada semana se publicó en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) la absorción del operador de banca seguros del Grupo Lloyds de Halifax Servicios y Gestiones. Así mismo la firma ha llevado a cabo la escisión de su negocio minorista de la actividad de banca corporativa, dentro de su plan de reestructuración. El ajuste laboral ha afectado finalmente a 133 empleados y la ejecución, que comenzó antes de verano, culminará en 2012.

Por su parte, el grupo franco-belga Dexia, se ha visto obligado por la UE a vender el 60% que controla de Dexia Sabadell para autorizar el plan de rescate a la entidad. Tras seis meses de esta decisión, la operación todavía no se ha llevado a cabo.

ING, otra entidad fuertemente sacudida por el huracán financiero -y a pesar de que sus cuentas en España son positivas-, deberá deshacerse de su división de seguros antes de 2013.

El banco italiano Unicredit, cuyo beneficio en el segundo trimestre del año registró un descenso del 69,8%, desmanteló este año la actividad que tenía en España como consecuencia de la crisis financiera. Así, el mayor banco de Italia asumió un impacto negativo de 162 millones ante la persistencia de la crisis financiera y económica y la revisión de su plan de negocio.

Royal Bank of Scotland (RBS), una de las entidades británicas más afectadas por la crisis y cuyo mayor accionista es el Estado británico, ha reestructurado su cúpula directiva en España recientemente.

Algunos sacan partido

Mientras algunas entidades se ven obligadas a desinvertir para fortalecer sus balances debido al huracán financiero, otras aprovechan las oportunidades que dejan las demás. Ha sido el caso de BNP Paribas con la absorción de Fortis y la más reciente adquisición por parte de la firma portuguesa Banco Espírito Santo de la gestora de fondos de Banco Pastor así como el 50% de su división de seguros.