Durante los próximos 50 años

Agbar gana la concesión de agua de Calvià por 980 millones

La multinacional francesa de servicios medioambientales Suez Environnement, a través de su filial española Agbar, distribuirá el agua potable de la localidad mallorquina de Calvià durante los próximos 50 años, después de adjudicarse un contrato combinado por 980 millones de euros, según informó ayer en un comunicado de prensa.

Agbar, de esta manera, suministrará agua potable a los 52.000 habitantes de la ciudad (es la segunda mayor ciudad de la comunidad autónoma) y gestionará la variación del consumo durante el periodo estival, en el que la población se triplica, indicó el grupo galo.

La filial española del grupo francés gestiona los servicios de abastecimiento de agua potable en 23 municipios de las Islas Baleares, lo que representan un tercio de las islas, entre los que se encuentran ciudades como Maó, Santa Margarida, Alaior y Es Castell.

Nuevo consejo

Suez compró en junio pasado el 24,5% de Agbar que controlaba Criteria (el holding que agrupa las participaciones industriales de La Caixa) por 666,5 millones de euros. Después de esta operación, la compañía francesa pasó a controlar el 75,7% del capital de Hisusa, la sociedad tenedora del 99% de las acciones de Agbar.

También en junio, la compañía nombró presidente del grupo a Ángel Simón, hasta entonces director general. Además, Suez decidió que el consejo se reduzca en número y pase de 13 miembros a ocho. Ese mismo mes, la dirección firmó con los sindicatos un acuerdo que les permitió recortar la plantilla en 194 personas.