Nueva batalla corporativa

ACS y La Caixa diseñan una operación para vender parte de Abertis a CVC

Los dos principales accionistas de Abertis reconocieron ayer a la CNMV que mantienen conversaciones para dar entrada en el capital al fondo de capital riesgo CVC en una operación que permitiría a ACS vender casi toda su participación y a La Caixa reducirla sin dejar de ser socio de referencia. Una de las opciones es lanzar una opa mediante una compleja operación financiera.

ACS y La Caixa diseñan una operación para vender parte de Abertis a CVC
ACS y La Caixa diseñan una operación para vender parte de Abertis a CVC

ACS y La Caixa se vieron ayer forzados a enviar un hecho relevante a la CNMV para dar cuenta de la información aparecida en Financial Times que apuntaba a la posible entrada en Abertis del fondo CVC en una compleja operación que incluiría una opa por el 100%. El regulador del mercado suspendió al mediodía la cotización del grupo concesionario, que llegó a subir más del 12%. Los socios de Abertis, La Caixa con un 28,9% (a través del holding Criteria) y ACS el 25,8%, se ciñeron estrictamente al guión de lo que podían desvelar sobre una operación que la propia entidad definió como "estrictamente financiera".

En sendos hechos relevantes, ambos reconocieron estar manteniendo conversaciones con CVC para darle entrada en el capital de Abertis, sin que hasta la fecha hayan llegado a un acuerdo. Por su parte, fuentes de la caja que preside Isidro Fainé aseguraron que el objetivo último es que ACS venda su participación a través de una opa, manteniendo una participación pequeña y que Criteria la reduzca siempre bajo la premisa de que "continúe como socio de referencia". Otra condición que se exige al nuevo socio es que Abertis siga cotizando.

Respecto a cómo se materializará la operación, según comunicaron las partes, se analizan "diversas fórmulas para instrumentarla", si bien, a la CNMV sólo se desveló la siguiente: se crearía una sociedad instrumental en la que participarían ACS, La Caixa y CVC y que compraría una parte sustancial de los paquetes controlados por la constructora y la entidad. La sociedad lanzaría después una opa por el 100% al mismo precio por acción al que se compraron dichos paquetes.

ACS 34,86 0,29%
ABERTIS 18,36 0,00%

Fuentes del mercado apuestan a que la prima a pagar será mínima, con lo que muchos minoritarios podrían decidir quedarse en una empresa hasta ahora generosa en su política de dividendos. Y sostienen que el pago se haría con cargo a deuda y el posterior troceamiento de la compañía para vender los activos más líquidos, como son las participaciones en las sociedades de infraestructuras Brisa y Atlantia. Tras su venta, podrían venir los aparcamientos y los aeropuertos, según apuntaban ayer algunos analistas a la vista de los pasos de Ferrovial con Cintra. En el entorno de La Caixa descartan el troceamiento.

Y, en cualquier caso, según fuentes empresariales, la de la opa es sólo una de las opciones, pero no se descarta la más sencilla, que es que ACS ceda su mayoría directamente a este fondo de capital riesgo.

Sobre el precio, los socios de Abertis aseguraron a la CNMV no haber acordado ninguna cifra de valoración "al estar este punto pendiente de acuerdo", según Criteria. En el momento de la suspensión de la cotización, el valor en Bolsa de Abertis era de 10.000 millones.

Primera ofensiva del fondo en infraestructuras

CVC ha decidido llevar la voz cantante en Abertis, donde La Caixa y ACS acumulan años operando prácticamente como un accionista único que siempre ha evitado los grandes giros estratégicos. Pero lo que se avecina es de doble tirabuzón. Para ninguno de los socios resulta plato de buen gusto desprenderse de la que consideran joya de la corona. Pero las imposiciones de Basilea marcan a la entidad que preside Isidro Fainé rebajar su exposición a participaciones industriales, y la carrera por reforzarse en Iberdrola obliga a la constructora a hacer caja.

Fuentes accionariales explican que se trata de la ofensiva definitiva de CVC en el sector de las infraestructuras tras consagrarse en el textil o la química y experiencias menores en construcción. Quizás un paso premonitorio ha sido el fichaje en los últimos tiempos de ejecutivos de bancos de negocios y fondos como Citigroup, Deutsche y 3i con currículum en este negocio. "Estaban empezando a buscar oportunidades en un entorno de mercado con precios a la baja", cita un directivo del sector.

Las mismas fuentes apuntan que al frente del equipo de la nueva Abertis seguirá el actual consejero delegado, Francisco Reynés, y que el presidente, Salvador Alemany, abandonaría sus responsabilidades en Abertis. Sobre su salto a la política catalana, el ejecutivo suele tomarse a broma los incesantes rumores que le sitúan en la esfera de CiU.

Al margen de ello, se espera la incorporación de personal de la máxima confianza de CVC a Abertis, por lo que todo está a punto de cambio como ocurrió el año pasado en su competidora Itínere después de la gran desinversión de Sacyr y la toma del relevo en su capital de Citi.