Plan de ajuste del gasto público

El Gobierno británico anula proyectos previstos por valor de 2.000 millones

El Gobierno del primer ministro David Cameron anunció hoy que ha anulado una serie de proyectos aprobados por el anterior Ejecutivo laborista desde principios de 2010 con un coste de 2.000 millones de libras (2.392 millones de euros).

La suspensión de estos proyectos, muchos de ellos para impulsar nuevas empresas o programas para desempleados, responde al plan del Gobierno de coalición de recortar el gasto público a fin de reducir el déficit estatal, que asciende a unos 156.000 millones de libras (177.840 millones de euros).

El secretario jefe del Tesoro, el liberaldemócrata Danny Alexander, aseguró que los recortes se aplicarán de forma "justa", mientras diputados laboristas pedían a los afiliados con conciencia social de ese partido, que gobierna en coalición con los conservadores de Cameron, que renuncien a sus carnés antes que verse asociados con recortes drásticos de la inversión estatal.

"En cinco minutos, has revertido tres años de iniciativas liberaldemócratas de las cuales eras el principal autor", dijo al secretario el portavoz del Tesoro de Partido Laborista, Liam Byrne.

Byrne afirmó que los recortes anunciados sólo suponen un 0,05 por ciento del total del gasto público, y suponen "un ataque al empleo".

Entre otras cosas, se han anulado, por ejemplo, un proyecto para construir una oficina turística en el popular monumento megalítico Stonehenge, préstamos para el desarrollo de centrales nucleares y la ampliación de hospitales, así como programas para garantizar el empleo juvenil.