Valor a examen

El mercado se mantiene escéptico con Grifols

La acción ha caído un 5,28% en la semana después de anunciar la compra de la estadounidense Talecris.

Grifols ha cerrado la semana a la baja, con pérdidas del 5,28%. El resultado se debe a la caída del 8,50% que tuvo el pasado lunes, motivada por el anuncio de compra de la estadounidense Talecris. æpermil;sta, sin embargo, ha repuntado por encima del 35% en el periodo. La fabricante española de hemoderivados del plasma concluyó el viernes a 8,78 euros, que es el nivel más bajo desde diciembre de 2006. Vista la evolución que sigue, podría interpretarse que el mercado está pesimista con el valor. Nada más lejos de la realidad y de los números: Grifols es una de las compañías más recomendadas por los analistas y con uno de los potenciales de revalorización más fuertes (39%, sobre un precio objetivo de 12,19 euros). Tras el anuncio de la última compra, Banco Sabadell, UBS, Caja Madrid Bolsa y BPI han aconsejado comprar acciones de Grifols. Por su parte, Venture Finanzas ha optado por sobreponderar, mientras que Banesto Bolsa se mantiene neutral.

Si el optimismo sobre esta empresa es el que reina, cabe preguntarse el por qué de su mala evolución en Bolsa. Su descenso se remonta a hace meses, a pesar de que su negocio es defensivo y no está expuesto a ciclos económicos.

Sin embargo, los analistas consideran que la penalización ha venido del lado del exceso de la oferta, que apunta a una posible caída de los precios. Paralelamente, los inversores han tenido cierta preocupación con los planes de expansión de la empresa en un entorno donde las principales economías del mundo se encuentran debilitadas. Y en este sentido, la adquisición de Talecris se ve con cierto escepticismo. Algunos analistas incluso consideran que la operación es cara. Grifols pasará a convertirse en el tercer grupo mundial de hemoderivados, pero le costará 2.800 millones de euros (supone ofrecer una prima de casi el 60% con respecto a la cotización media de Talecris en los últimos 30 días), a los que habrá que sumar otros 500 millones de deuda. La capitalización de la empresa española al cierre del viernes era de 1.870,28 millones de euros. "La operación genera valor, incluso si sólo creemos parte de las sinergias Grifols estima 230 millones de dólares a alcanzar en cuatro años. Si incluimos todo lo calculado estimamos un EV/Ebitda valor de la empresa de 6,9 veces, que parece atractivo", comentan desde Banco Sabadell.

GRIFOLS 23,83 0,00%

La opinión de los expertos de BPI sigue los mismos términos. Valoran de forma positiva la adquisición de Talecris por varios motivos, pero sobre todo porque ganará cuota de mercado en Estados Unidos, uno de los más importantes para el negocio de hemoderivados, al pasar del 8% al 30%. El banco portugués también considera relevante la flexibilidad que le otorgará la operación para desarrollar su actividad en los países emergentes, y el hecho de que pueda reducir su exposición en Portugal y España.

Los riesgos

Pero toda operación implica riesgos, y los expertos lo han tenido en cuenta. Banco Sabadell recuerda que aún tiene que ser aprobada por las autoridades de Estados Unidos, que en su momento se opusieron a un acuerdo de fusión entre CSL y Talecris. Por otro lado está la solvencia financiera, que Grifols calcula que en el plazo de cuatro años permanezca en los términos actuales, pero "dependerá de la consecución de sinergias", dice la firma. Además, el alto precio pagado es un factor que puede ser tomado de forma negativa por el mercado en el corto plazo. De hecho, lo está siendo.

Los expertos de la entidad señalan, por otro lado, que en la operación los nuevos accionistas de Grifols sólo tendrán un periodo de lock-up -en el que se comprometen a mantener su participación- de tres meses, "lo que podría llegar a suponer una importante presión vendedora".

Al margen de que se vayan resolviendo estas dudas, el mercado confía en que los resultados de los próximos meses constituyan un catalizador para el valor. El consenso calcula que Grifols generará unas ventas en el presente ejercicio por valor de 990 millones de euros, lo que supondría una mejora del 8,43% con respecto a 2009, según datos recopilados por FacSet. El beneficio neto se mantendría sobre los 148 millones, mientras que la rentabilidad por dividendo se situaría en el 3,17%.