COLUMNA

Postal desde el pasado

Blackstone vuelve atrás en el tiempo en Center Parcs. La empresa estadounidense de capital privado, que compró el operador de vacaciones de Reino Unido, planea separar sus 1.400 millones de libras en bienes inmuebles en un vehículo separado y luego vender la mayor parte a inversores dirigidos por el gestor de fondos de Reino Unido M&G. Una reminiscencia de una época en la que los precios inmobiliarios eran altos y los inversores demasiado optimistas también.

La nueva estructura se parece mucho a la de Blackstone cuando compró Center Parcs por 1.100 millones de libras al adquirir la cadena de vacaciones que cotizaba en Bolsa, más los bienes inmuebles que tenía en propiedad por separado el empresario Hugh Osmond. En ese momento, un Center Parcs menos robusto tenía dificultades para pagar su alquiler. ¿Por qué volver ahora? Blackstone ha probado su capacidad de medición del mercado de Reino Unido. Sin embargo, hay algo que ha cambiado. El valor de la compañía depende de cómo la empresa se desenvuelve. Los británicos con problemas de liquidez puede que prefieran pasar sus vacaciones cerca de casa, aunque eso puede que no sea una tendencia a largo plazo.

La inteligente reestructuración del negocio de Blackstone le dejará con poco de lo que preocuparse. Sólo los inmuebles parece que valen más de los 1.300 millones que Blackstone pagó hace cuatro años. Los términos de la operación con M&G le han salido gratis. Puede que haya aprendido de la historia después de todo.

Por John Foley