Según el director del Consejo Económico Nacional

La Casa Blanca es optimista sobre creación de empleo, pero mantiene la cautela

El director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Lawrence Summers, expresó hoy su confianza en que la creación de empleos en Estados Unidos "se acelerará", pero recalcó que el país no puede "dormirse en los laureles".

En el programa dominical "This Week", de la cadena de televisión ABC, Summers dijo que prevé una tendencia alcista en las estadísticas de creación de puestos de trabajo, pero no descartó algunos altibajos en el camino y fluctuaciones en las cifras.

"No estamos en la posición de dormirnos en los laureles o estar satisfechos" con los actuales indicadores y previsiones, afirmó.

El viernes, el Departamento de Trabajo publicó los últimos datos del desempleo en Estados Unidos que reflejaron una creación de 162.000 puestos de trabajo en marzo, la cifra más alta en los últimos tres años, pese a lo cual la tasa del paro se mantuvo en el 9,7 por ciento.

Summers aseguró que "la buena noticia" es que, teniendo en cuenta los datos del primer trimestre del año, Estados Unidos está en mejores condiciones de lo que el Gobierno preveía para este periodo.

Eso "no es ni mucho menos satisfactorio" pero permitirá "avanzar de manera continua en la creación de empleo", aunque lentamente.

En el programa "State of the Union" de la cadena CNN, el asesor económico del presidente Barack Obama también dijo que en el mercado laboral estadounidense la tendencia ha cambiado y es más prometedora ahora que hace un año, aunque advirtió asimismo que para "salir a flote tenemos un camino largo por delante".

No obstante, Summers aseguró que la creación de más puestos para que los estadounidenses en paro puedan volver a trabajar es una prioridad para la Casa Blanca.

En este sentido criticó a los republicanos que están obstaculizando la tramitación de una ampliación de los pagos por desempleo, alegando que la economía estadounidense todavía necesita acciones de emergencia para impulsarla y volver a situarla en los niveles anteriores a la recesión.

En este contexto también mencionó la reforma para regular el sistema financiero estadounidense, que Obama quiere ver aprobada en dos semanas, cuando el Congreso vuelva del receso.

"La reforma será aprobada", señaló Summers tanto en ABC como en CNN, añadiendo que la Administración Obama confía en que la ley recibirá "una mayoría significativa" en el Senado.

Explicó que no entendería si la reforma fracasara en la Cámara Alta dados los problemas que ha tenido el país a raíz de la recesión más profunda en más de 50 años.