En Reino Unido

Competencia insiste en que Ferrovial debe vender dos aeropuertos

La Comisión de Competencia (CC) de Reino Unido sigue planteando batalla a Ferrovial. El regulador va a recurrir una sentencia emitida por los tribunales del país que exime al grupo español de la obligación de vender dos de los aeropuertos británicos que gestiona a través de la filial BAA.

El recurso se presenta contra la decisión del Competition Appeal Tribunal (CAT), fechada el pasado mes de diciembre, que favoreció a la firma de la familia Del Pino en su intención de no desinvertir en plena crisis. La CC había fijado previamente un calendario para la venta del aeropuerto londinense de Stansted y de una segunda plaza en Escocia apelando a la necesidad de fomentar la competencia.

El Competition Appeal Tribunal dictaminó que, tal como denunció Ferrovial, el informe de Competencia adolece de "parcialidad" por el hecho de que uno de los integrantes de este organismo estaba relacionado con uno de los inversores interesados en el aeropuerto de Gatwick, entonces en venta.

FERROVIAL 29,76 -2,27%

Este es precisamente el elemento que centra el recurso que interpondrá la Comisión de Competencia contra la opinión del CAT, por considerar que se "equivocó al concluir que existía una conexión entre el profesor Moizer y el consorcio que lideraba el aeropuerto de Manchester, dando lugar así a un sesgo evidente", según indica la CC en un comunicado.

No obstante, la sentencia de diciembre del CAT no entró a valorar el otro argumento en contra de Competencia expuesto por BAA, el que se refería al hecho de que "no se había tenido en cuenta el impacto financiero adverso que conlleva la obligación de vender activos en las actuales circunstancias financieras y económicas".

El CAT solicitó además nuevos informes a las dos partes, tanto a BAA como a la Comisión de Competencia, para realizar un dictamen definitivo. En tanto, hasta que esta decisión final se produzca, y por lo que a Ferrovial respecta, se mantiene la suspensión de la obligación dictada por Competencia de traspasar los aeródromos.

El proceso tiene su origen en marzo de 2009, cuando la Comisión de Competencia de Reino Unido publicó un informe en el que obligaba a BAA a vender en un plazo de dos años y a distintos compradores los aeropuertos londinenses de Gatwick y Stansted, y un tercero a elegir entre Edimburgo y Glasgow.

La empresa, adelantándose a esta imposición, vendió Gatwick el pasado diciembre.