Perfil

Bernanke, el profesor de Economía que se convirtió en el jefe de la Fed

Ben Bernanke, cuyo período de cuatro años como jefe del banco central de Estados Unidos concluirá el 31 de enero del 2010, será nominado por segunda vez al cargo, dijo el lunes un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Barack Obama.

Bernanke, de 55 años, fue nombrado por el ex presidente republicano George W. Bush en el 2006 para suceder a Alan Greenspan como presidente de la Reserva Federal. El presidente Barack Obama (demócrata) planea volver a nominarlo el martes, dijo el funcionario.

Bernanke, quien debe ser confirmado por el Senado, ha tenido iniciativas de un alto perfil inusual para un jefe de la Fed, como aparecer en un informe del popular programa de noticias estadounidense "60 Minutes", y en una reunión pública en Kansas City, Missouri.

Antes de su nombramiento como presidente de la Reserva Federal el 1 de febrero del 2006, fue presidente del Consejo de Asesores Económicos del Presidente, desde junio del 2005 a enero del 2006.

Bernanke fue profesor de economía y asuntos públicos en la Universidad de Princeton desde 1985 a 2002. También impartió clases en la Universidad de Stanford, la Universidad de Nueva York, y el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Bernanke nació en diciembre de 1953 en Augusta, Georgia, y se crió en Dillon, Carolina del Sur. Se recibió de licenciado en Economía en la Universidad de Harvard en 1975 y recibió un doctorado en Economía del Instituto de Tecnología de Massachusetts en 1979.

Bernanke ha bosquejado su estrategia de salida para normalizar a la economía desde las actuales tasas de interés excepcionalmente bajas, y para rescatar a la Fed de una marea de préstamos a mercados financieros sin generar una inflación no deseada.

Las señales de que la recuperación de la economía estadounidense está en marcha facilitaron que Obama se decidiera a nombrar por un nuevo período a Bernanke, cuyo papel en el período anterior a la crisis crediticia podría haber sido un riesgo político para el presidente.

Los mercados financieros han evaluado bien a Bernanke por su desempeño y su designación para un nuevo período fue ampliamente pronosticada, aunque el anuncio de la Casa Blanca no se esperaba hasta más tarde en el año.

Muchos inversores habían indicado que preferirían que Bernanke continuara en el cargo otros cuatro años luego de que su primer período expire el 31 de enero del 2010, y que deseaban que Obama pusiera fin sin demora a cualquier incertidumbre sobre la nominación.