Cargo

Obama revalida a Bernanke al frente de la Fed

Barack Obama ha propuesto a Ben Bernanke para un segundo mandato al frente de la Reserva Federal. El presidente de EE UU hizo un paréntesis en su semana de vacaciones para comparecer públicamente junto con Bernanke y alabar la tarea de este republicano pragmático al frente de la autoridad monetaria "durante una de las peores crisis financieras que esta nación y el mundo ha tenido que hacer frente".

Obama va a revalidar a a Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal de EE UU
Obama va a revalidar a a Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal de EE UU

Obama ha cortado de raíz las dudas e incertidumbres sobre el futuro de la Reserva Federal. El actual mandato de Bernanke finalizaba el 31 de enero y desde hacía meses se especulaba con la posibilidad de que el presidente quisiera aprovechar para sustituir a este hombre, elegido por George W. Bush, con alguien más cercano ideológicamente. Larry Summers, su consejero económico y ex secretario del Tesoro con Bill Clinton, era uno de los nombres que con más fuerza sonaban para el caso de que hubiera un cambio.

Pero no lo ha habido. El presidente podría haber esperado hasta el otoño para decidir y ni siquiera lo ha hecho ya que tomó la decisión de mantener a quien fuera brevemente asesor de Bush hace un mes. "Como experto en las causas de la Gran Depresión, estoy seguro que Ben nunca imaginó que sería parte de un equipo responsable de evitar otra", explicó Obama. "Pero este conocimiento, su temperamento, valentía y le han permitido lograrlo y por eso le vuelvo a proponer para otro mandato como presidente de la Reserva Federal".

Las palabras de Obama resumen el sentir de la comunidad académica y buena parte de los economistas que consideran que Bernanke ha sido uno de los responsables de la Fed que más retos ha tenido que resolver y lo ha hecho con solvencia y credibilidad.

"Ben [Bernnake] se ha enfrentado a un sistema financiero al borde del colapso con calma y sabiduría, con acciones audaces y soluciones creativas que han ayudado a frenar la caída en picado de nuestra economía. Casi ninguna de las decisiones que él o nosotros hemos tomado han sido fáciles", explicó Obama. El presidente admitió que ha habido críticos con la Fed y con la labor económica de su Gobierno pero defendió que todo ese trabajo "audaz y de experimentación persistente ha permitido salvar a la economía de la caída. Los pasos dados están funcionando".

La elección de Bernanke pende de una aprobación del Senado que se da por casi segura pero que servirá al Congreso para exponer las críticas y las dudas sobre sus actuaciones. En el pasado se le ha cuestionado la intervención en Bear Stearns y la imposibilidad de soluciona la crisis de Lehman Brothers. Entre las preocupaciones de los economistas figura en lugar prominente la continua ampliación del balance de la Fed, el hecho de que se esté inundando el mercado del dinero y los pocos detalles de su actividad como prestatario. El gran reto de Bernanke será decidir cuál es el momento de deshacer el entramado monetario que ha puesto en marcha para frenar la crisis y cómo hacerlo, una operación de alto riesgo por las posibles presiones inflacionistas que se van a desatar.

En el terreno de la política de pasillos de Washington, Bernanke tendrá que defender el papel de 'über-supervisor' que la Administración Obama ha propuesto para la Reserva Federal algo que convertirá a la Fed en una de las instituciones más poderosas del país.

Pese a la carga de trabajo, Bernanke, que como Obama ha comparecido relajado y sin corbata ante los medios, ha agradecido al presidente la nominación y se ha comprometido a trabajar "con el resto de mis colegas en la Fed y junto con el Congreso y la Administración a ayudar a proveer de un cimiento sólido para el crecimiento y la prosperidad en un clima de estabilidad de precios".

"Gracias, buen trabajo", le ha dicho Obama no lo suficientemente lejos del micrófono cuando ambos se han retirado del atril y las cámaras.