Nuevas tecnologías

La CE destinará 18 millones en 2010 al desarrollo de nuevas redes 4G

La Comisión Europea (CE) destinará 18 millones de euros en 2010 al desarrollo de nuevas redes de telefonía móvil de cuarta generación (4G), que permitirán un velocidad de conexión a Internet hasta cien veces superior a la actualmente disponible, según anunció hoy el Ejecutivo comunitario.

La CE financiará la investigación sobre la tecnología Long Term Evolution (LTE) Advanced, una nueva generación de redes móviles que sustituirá a las actuales redes 3G y convertirá a los teléfonos móviles en "verdaderos ordenadores portátiles", según dijo el portavoz comunitario de Telecomunicaciones, Martin Selmayr, en rueda de prensa.

La tecnología LTE es una de las más aplicadas a las redes móviles de cuarta generación (4G), una tendencia favorecida por la importante financiación comunitaria concedida desde 2004 a la investigación en este ámbito, destacó la CE.

Esta novedosa tecnología de redes inalámbricas soporta conexiones a Internet a través del móvil de hasta 100 megabits por segundo, 10 veces más que las redes 3G.

La LTE utiliza el espectro radioeléctrico de una manera más eficiente, ya que permite a las redes móviles usar las frecuencias liberadas tras el "apagón analógico" y requiere de un menor número de antenas para lograr la misma cobertura de la red comparado con la tecnología GSM actual.

La versión mejorada de LTE impulsará la banda ancha móvil hasta velocidades de hasta 1 gigabit (mil megabits) por segundo, lo que permitirá la difusión de servicios de gran volumen de datos como la televisión de alta definición o el vídeo a la carta.

A partir de septiembre, la Comisión comenzará a negociar los detalles del nuevo proyecto de investigación con el consorcio de 41 empresas y universidades europeas que ya trabajó entre 2004 y 2007 en el desarrollo de la LTE.

El consorcio reúne a la industria del 4G y a investigadores de Finlandia, Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, Polonia, España, Suecia y el Reino Unido, y está previsto que los nuevos proyectos se pongan en marcha en enero de 2010.

La comisaria europea de Telecomunicaciones, Viviane Reding, señaló en un comunicado que la norma GSM, impulsada por la CE hace 25 años, se utiliza hoy en un 80% de las redes móviles mundiales, y se mostró confiada en que la investigación europea "continuará determinando la evolución de los servicios y dispositivos móviles en todo el mundo".

En total, la CE ha previsto la inversión de unos 700 millones de euros entre 2007 y 2013 en la investigación sobre redes de telecomunicaciones, la mitad de los cuales se asignará a las tecnologías inalámbricas.

Los principales operadores y fabricantes de telefonía móvil de todo el mundo ya se han comprometido a utilizar la norma LTE, según la Comisión, que prevé una inversión global de unos 6.000 millones de euros en dicha tecnología por parte de la industria internacional del sector.