Fusiones

Pizarro se opone a que las cajas reciban dinero público por fusionarse

El diputado del PP en el Congreso Manuel Pizarro ha asegurado hoy que le "repele", como jurista y como empresario, que las cajas de ahorro puedan recibir dinero público por fusionarse.

Manuel Pizarro, diputado del Partido Popular
Manuel Pizarro, diputado del Partido Popular

En una conferencia en el Círculo Ecuestre, Pizarro ha marcado de esta forma distancias con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) puesto en marcha por el Gobierno español.

"Uno se fusiona si en la lógica del negocio se tiene que fusionar, y si no, no se fusiona", ha proclamado Pizarro, molesto por que "se enmascare una quiebra con una fusión".

Ha afirmado que si una caja de ahorros está en quiebra, debe ser intervenida, el Estado debe apartar a sus gestores de la dirección y se ha de exigir que se repare el daño causado con el patrimonio de quienes la dirigían.

En caso de que no sea posible, el Estado debería aportar dinero público para velar por los ahorros de los ciudadanos, pero sólo con la finalidad de poner la entidad a subasta.

En cambio, Pizarro se ha preguntado con qué criterio el Estado puede dar ayudas a las entidades financieras por fusionarse, y ha lamentado que en el caso de Caja Castilla La Mancha se use la garantía del Estado para hacer "una competencia desleal al sistema financiero".

"No puede haber dinero público para el mal gestor", ha proclamado el dirigente popular, 'fichado' por el presidente del PP, Mariano Rajoy, en las elecciones generales como alternativa al vicepresidente económico Pedro Solbes.

Asimismo, el ex presidente de Endesa ha lamentado, también a propósito del caso de esa caja castellana, que una comunidad con competencias exclusivas en materia de cajas no haya cumplido su deber de supervisar la gestión de la entidad.

Por otra parte, ha tildado de "idiotas" a quienes defienden que el Instituto de Crédito Oficial puede "sustituir" las funciones de los bancos.