_
_
_
_
_
Análisis

¿Por qué en Glasgow se vive menos que en la India?

La OMS denuncia que las desigualdades sociales influyen en la esperanza de vida, incluso de forma letal dentro de los países más ricos.

En el barrio de Lenzie, en Glasgow, dentro de la muy próspera Gran Bretaña, la esperanza de vida es de 54 años. A miles de kilómetros, en India, desde donde suelen llegar imágenes de pobreza e insalubridad, la media se sitúa en 62 años. ¡Ocho años más! Pero sólo a 11 kilómetros de Lenzie, en la zona rica conocida como Calton, en hombres y mujeres la esperanza se dispara hasta los 82 años. ¡28 años más!

Los datos los ha ofrecido Michael Marmot, un epidemiólogo británico que ha visitado Madrid para presentar el informe Subsanar las desigualdades en una generación, de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este documento se denuncia que los determinantes sociales resultan fundamentales en la equidad sanitaria.

La razón por la que en el escocés barrio de Glasgow, la esperanza de vida es tan baja se debe al bajo nivel adquisitivo, igual que la pobrezamarca las barriadas indias, que se alejan de la media de los 62 años del país, segúnMarmot.

En principio, la relación entre pobreza y problemas de salud parece algo bastante obvio, pero lo que pretende laOMS es justificar con cifras ese vínculo y hacer recomendaciones que lleguen al ámbito puramente político. Los determinantes de la salud en la primera infancia la situación laboral, la sociedad civil, la alimentación o la política de transporte, señala Marmot, son algunos de los condicionantes claves en la salud.

Por ejemplo, la inestabilidad laboral puede provocar 2,5 veces más probabilidades de padecer enfermedades mentales. Un directivo de Inglaterra alcanza seis años más de vida que un trabajador sin cualificación. "El empleo y las condiciones de trabajo tienen efectos importantes en la equidad sanitaria. Cuando son buenos aportan seguridad financiera, posición social, desarrollo personal, relaciones sociales y autoestima, y protegen contra los riesgos físicos y psicosociales", señala el informe.

La seguridad en el empleo se enmarca dentro de la primera de las recomendaciones de la OMS: mejorar las condiciones de vida. El reto comienza en una equidad desde el nacimiento. "Estudios sobre la primera infancia revelan que el desarrollo cerebral es muy sensible a las influencias externas de los primeros años de vida y que sus efectos son permanentes", señala el informe.

La planificación urbana para ganar salubridad, las prácticas justas en el em- pleo o la protección social (cuatro de cada cinco personas en el mundo carece de sanidad pública), un sistema sanitario universal que incluya atención primaria, resultan pilares básicos dentro del objetivo de mejorar las condiciones de vida, según la OMS. Incluso la integración y las redes sociales mejoran la esperanza de vida. La tasa de mortalidad casi se puede llegar a duplicar si la integración es baja, según Marmot.

Sorprendentemente, por básica, pero también por políticamente comprometida, laOMSrealiza una segunda recomendación a los gobernantes: "Luchar contra la pobreza, la desigualdad del poder, el dinero y los recursos". "Lo que dice el informe es muy básico", reconoce en Madrid Ricardo Lagos, ex presidente de Chile y coautor del documento. "Las políticas de salud no sólo son competencia delMinisterio de Salud. Coordinar los ministerios es la clave". Y también con la sensibilidad de los gobernantes: "Eso va con la política gruesa de cada país".

La OMS advierte que, como el mercado es "incapaz de suministrar bienes y servicios esenciales de modo equitativo", se debe exigir el liderazgo del sector público. "Eso, a su vez, requiere un sistema impositivo progresivo", se asegura. "La salud no es un producto comercial, se trata de un derecho y un deber del sector público", según Marmot, quien explica que la experiencia muestra que la comercialización de bienes sociales, tales como la educación y la atenciónmédica, genera inequidad sanitaria.

Prioridad para la presidencia española de la UE

En la presentación del informe, realizada en Madrid, la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, reconoció que alcanzar la equidad sanitaria será una de las prioridades para la presidencia rotatoria de España en el primer semestre de 2010. "Incluiremos la salud y la equidad en todas las políticas, como en otros momentos decidimos incluir las políticas de género", explica la ministra.Para Jiménez, "la inequidad no sólo se da entre el norte y el sur, sino en el seno de nuestras propias sociedades. Están el corazón mismo de nuestras sociedades". "No sólo por la falta de medidas o el acceso a la salud. No se trata sólo de medicamentos, se trata de saber exactamente cómo la situación de pobreza con la que alguien ha nacido ha marcado su vida", añade.El médico Michael Marmot explica que la relación entre pobreza y esperanza de vida es muy clara. "A mayores ingresos, menos mortalidad".Género, emancipación política, planificación urbana, transporte e incluso formación influyen en la esperanza de vida. El epidemiólogo señala que, por ejemplo, un estudio de Rusia revela cómo la diferencia en la mortalidad entre las personas que tienen estudios universitarios y las que no los tienen se ha ido agrandando en los últimos años."Hay factores que influyen en la salud que van más allá de las políticas clásicas", asegura la ministra, "hay que trabajar con toda la ciudadanía".

Archivado En

_
_