5d Inversión

La hora de los garantizados

Algunos gestores consideran que esta gama de fondos permite en momentos de incertidumbre como el actual acercarse a la Bolsa y aprovechar su posible remontada sin arriesgar en exceso.

Los fondos garantizados vuelven a estar en el ojo del huracán. Tras el furor desatado en torno a estos productos a principios de esta década, un periodo en el que las entidades financieras españolas volcaron sus estrategias de pasivo en su comercialización, algunos gestores consideran que éste puede ser un buen momento para que se produzca una segunda oleada masiva de lanzamientos.

'La Bolsa es una oportunidad y vender fondos de renta variable puros puede dar un poco miedo ahora', señala Marcelo Casadejús, director de Marketing y Comunicación de Ahorro Corporación. Este experto añade que los productos asegurados constituyen una buena alternativa en tiempos de incertidumbre como el actual, al permitir participar a los inversores de un posible repunte de la Bolsa y al mismo tiempo poder respirar tranquilos al no peligrar en ningún caso el capital inicial invertido.

Javier Mazarredo, director global comercial de Santander Asset Management, coincide en que 'aunque conocer cuándo se llegará al mínimo en los mercados y cómo será de rápida la recuperación es imposible, sí creemos que es altamente probable que en los siguientes tres o cinco años se haya materializado el repunte. Por este motivo, y puesto que la aversión al riesgo está en máximos, 2009 es un momento casi idóneo para invertir en productos garantizados. Es bastante probable que obtengan más rentabilidad en los próximos años que una letra del Tesoro; ahora los títulos emitidos por el Estado a un año apenas rinden un 1,2%', añade este experto. A la mejora de las expectativas en renta variable se suma la caída de los tipos de interés oficiales a mínimos históricos, lo que ha relegado el atractivo de los depósitos, el producto estrella durante 2008, a un segundo plano al recortarse sus rentabilidad drásticamente. Esto podría animar a bancos y cajas a actualizar su gama de fondos, sobre todo de aquellos con un perfil más conservador.

Este año vencen 262 fondos de esta categoría, lo que supone 19.274 millones de euros de patrimonio

Las campañas en vigor de garantizados son escasas, aunque muchas entidades renuevan automáticamente su oferta al llegar el vencimiento. Este año caducan un total de 262 fondos de esta categoría, lo que traducido en patrimonio supone 19.274 millones de euros, frente a los 18.000 millones que vencieron en 2008, según los datos de VDOS Stochastics. En lo que va de año la clasificación está liderada por Altae Bricc y Banesto Dólar, con rendimientos del 23,9% y del 8,5%, respectivamente. El primero está vinculado a la evolución de cinco índices bursátiles emergentes (Brasil, Rusia, India, China y Corea) y el segundo a la cotización del euro/dólar.

Pero los garantizados también tienen detractores. Enrique Borrajeros, socio de Abante Asesores, señala que las condiciones adecuadas para construir estructuras de garantizados son tipos muy elevados y una volatilidad muy baja, algo que no sucede en estos momentos. Ello se debe a que cuanto más altos sean los tipos la entidad podrá ofrecer más exposición al mercado, además de garantizar el capital, mientras que una volatilidad reducida abaratará el coste de los derivados que los bancos utilizan para exponer el fondo a ese mercado. Borrajeros recuerda que el anterior boom de los garantizados -tras el pinchazo de la burbuja tecnológica, en 2003 se alcanzó el récord de suscripciones en estos productos con alrededor de 12.000 millones de euros- se saldó con una pírricas rentabilidades. 'Fondos a un plazo de entre tres y cinco años dieron un rendimiento que no superó el 2,5% TAE, una marca que ha sido batida por otros productos de renta fija más convencionales e incluso los monetarios'. Para Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco, la clave son las comisiones. 'Técnicamente no es buen momento para un garantizado, pero son productos interesantes siempre que no sean abusivas las comisiones'.

Regiones

Por regiones, los gestores consideran que las oportunidades más atractivas se encuentran en Europa y EE UU y dejan al margen los mercados emergentes. 'La estructura más idónea es aquella que esté referenciada a tres o cuatro valores o a un índice europeo, ya que se han quedado muy atrás de los estadounidenses. Entre los sectores destacamos telecomunicaciones y farmacia', indica Alberto Espelosín, director de análisis de Ibercaja Gestión. Añade que no incluyen en las carteras los mercados latinoamericanos, amenazados por la caída del precio de las materias primas, China o Europa del Este. Ahorro Corporación recomienda fondos referenciados a la Bolsa europea o de EE UU.

Vigilar la comisión

Gastos de gestión. Todas las entidades cobran un porcentaje por la gestión del fondo. æpermil;ste puede oscilar entre el 0,5% y el 1% anual sobre el volumen de patrimonio, según los últimos garantizados registrados en la CNMV.

Comisión de depósito. Desde la suscripción del fondo hasta su vencimiento, bancos y cajas establecen una comisión de depósito, que habitualmente no supera el 0,1% sobre el importe invertido.

Suscripción del fondo. Es el coste que más varía entre las diferentes gestoras. Algunas eximen de esta comisión si la contratación del fondo se realiza dentro del periodo establecido en la campaña. Si se lleva a cabo después, suele rondar el 3%.

Reembolsos anticipados. La comisión fluctúa desde un mínimo del 3% hasta un máximo del 5%.