Fiscalidad

Hacienda y el transporte ligero negocian mejoras fiscales

Los trabajadores autónomos del sector del transporte ligero tienen previsto abrir una negociación con la Agencia Tributaria para modificar su sistema de tributación, de forma que se les aplique una menor fiscalidad.

El plan de medidas urgentes para el rescate de los trabajadores autónomos, que empieza a negociarse hoy entre este colectivo y el Gobierno, incluirá una negociación con la Agencia Tributaria para modificar el nuevo sistema de tributación de los trabajadores del transporte ligero y mensajería, según informaron ayer las asociaciones de trabajadores por cuenta propia ATA y UPTA.

La necesidad de abordar esta negociación ha surgido tras numerosas denuncias de autónomos del sector de la mensajería y la paquetería que, según dichas asociaciones, 'están siendo obligadas por los inspectores de Hacienda a modificar su sistema de tributación, encareciéndolo unos 5.000 euros de media y colocándolos, incluso, al borde de la ilegalidad'.

Los problemas han surgido cuando los inspectores de tributos han obligado a numerosos autónomos del transporte ligero, mensajería y paquetería (de hasta 3.500 kilos de peso máximo autorizado) cambiar el epígrafe de módulos por el que tributaban, que era el 722 (para el 'transporte de mercancías por carretera') por el epígrafe 849.5. Este cambio repercute negativamente en este colectivo de trabajadores por doble motivo.

El Gobierno buscará una solución en la mesa sobre el plan de rescate del colectivo

Impuestos más caros

En primer lugar encarece notablemente su fiscalidad en unos 5.000 euros más anuales de media, según UPTA. En concreto, los cálculos de ATA indican que 'sólo en concepto de IVA, el aumento del pago anual supone pasar de 3.546,745 euros en el epígrafe 722, a 7.021 euros, en el 849.5'.

La segunda dificultad a la que se enfrentan este grupo de autónomos con el cambio de epígrafe tiene relación con la concesión administrativa de la Tarjeta de Transporte, imprescindible para trabajar en el sector.

Se da la circunstancia de que para obtener dicho permiso es necesario estar dado de alta en el epígrafe 722, por lo que al pasar al epígrafe 849.5 es imposible conseguirla. 'Circular sin esta tarjeta puede conllevar una multa de 1.500 euros e incluso la retirada de la autorización de transporte durante tres años, si se acumulan más de dos sanciones en el transcurso de un año', se quejan fuentes de ATA.

Además, el responsable de transporte de UPTA, Eduardo Abad, denunció que los inspectores de Hacienda 'permiten al autónomo del transporte ligero permanecer en el epígrafe 722, pero si se quedan, les fuerzan a pasar del sistema de módulos al de estimación directa, mucho más complejo y más caro'.

Ante esta situación, el Gobierno se comprometió a que en la reunión que se celebrará hoy con las asociaciones de autónomos para negociar las medidas de su plan de rescate habría un representante de la Dirección General de Tributos del Ministerio de Economía y Hacienda para tratar de solucionar estos problemas.

Las asociaciones de autónomos pretenden que Hacienda les permita permanecer en el epígrafe 722 para tributar o, de lo contrario, si se les obliga a pasar al 849.5, que la Agencia Tributaria aplique una tributación inferior, similar a la actual. UPTA solicitará también a la Agencia Tributaria que envíen una circular a las comunidades autónomas solicitando que cesen las inspecciones a este colectivo hasta que se llegue a un acuerdo sobre su tributación.

La cifra

30% es el porcentaje de autónomos del transporte que se dedica a la mensajería y paquetería ligera. Esto equivale a un colectivo de casi 100.000 personas.