Aeronáutica

Airbus prevé un desplome en los pedidos de aviones de más del 65% en 2009

Airbus prevé una caída en los pedidos de aviones para este año superior al 65%, lo que puede obligarle a acometer recortes de producción. La firma cerró 2008 con 777 pedidos netos.

Este año va a ser complicado para el sector aéreo. El responsable financiero de Airbus, John Leahy, avanzó ayer que el fabricante aeronáutico prevé que los pedidos de aviones en 2009 se sitúen entre las 300 y las 400 unidades, lo que supondrá un desplome de más del 65% frente a los 900 encargos brutos que recibió la filial de EADS en 2008. Esto significará que, por primera vez desde 2003, no podrá ampliar su cartera global de encargos, porque colocará más aviones que los que le compren.

Los principales directivos de Airbus presentaron ayer en Toulouse su balance anual. La empresa cerró el año pasado con 777 pedidos netos, valorados en 100.000 millones de dólares (76.385 millones de euros), un 42% menos que en 2007 pero por encima de los 662 encargos de su rival estadounidense Boeing. Las entregas de aviones marcaron una cifra récord de 483 unidades, con un avance del 7%.

Así, la compañía se hace con el control del 54% del mercado aeronáutico mundial y eleva su cartera total de pedidos hasta las 3.715 unidades, es decir, unos seis años de producción.

AIRBUS GROUP 110,98 -0,07%

El presidente de Airbus, Tom Enders, expresó su satisfacción por la evolución del ejercicio, en el que la sociedad ha dejado atrás los números rojos tras dos años y ha logrado unos márgenes más altos de lo previsto.

Sin embargo, 2009 va a suponer un punto de inflexión por las dificultades que ya están encontrando las aerolíneas para lograr la financiación necesaria para comprar nuevos aviones y por la propia caída del tráfico aéreo, que el pasado mes de noviembre se redujo un 4,6%, según la IATA.

Para hacer frente a esta situación, Airbus está dispuesta, por un lado, a recortar sus niveles de producción. En la actualidad, la empresa fabrica 36 aviones de pasillo único al mes (tipo los A-320) y ocho unidades de mayor tamaño (tipo los A-330). De momento, ya ha paralizado los planes que tenía para aumentar su ritmo de trabajo.

Por otro lado, la filial de EADS también hará todo lo posible para proteger las entregas previstas en 2009, con un nivel similar al logrado en 2008. Leahy advirtió que las aerolíneas que pretendan retrasar la entrega de alguno de los aparatos comprados se encontrarán con un 'no' por parte de Airbus.

En todo caso, y consciente de los problemas económicos de muchos de sus clientes, la compañía hará un esfuerzo mayor de apoyo a través de su financiera.

En 2008, Airbus ofreció créditos para la compra de aviones por valor de unos 1.000 millones de dólares (764,5 millones de euros) pero este año contempla la posibilidad de alcanzar los 5.000 o 6.000 millones de dólares (entre 3.825 y 4.585 millones de euros). No obstante, Leahy aclaró que la empresa mantendrá unos criterios selectivos a la hora de conceder los préstamos. Los analistas cifran en 15.290 millones de euros las necesidades financieras del sector.

El A-400M necesita un contrato militar normal

El presidente de Airbus, Tom Enders, insistió ayer en la necesidad de cambiar el modelo de contrato que se siguió en su día para lanzar el A-400M, el avión de transporte militar de EADS impulsado por países de la OTAN como España, para dejar atrás la aproximación comercial que se hizo y convertir el programa en uno 'realmente militar'. 'Si no, será una receta segura para el desastre', advirtió.

Enders subrayó que la reciente integración de MTAD, la división de EADS responsable del avión, en Airbus 'facilitará la dirección y el control del programa'. Además, dejó claro que el grupo no tiene intención de abandonar el proyecto. 'Queremos continuar, pero queremos hacerlo de forma que se asegure el éxito para los clientes y para la industria', apostilló, informa Reuters.