Debate PGE

Solbes asegura que la economía española "tocará fondo" en 2009

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado hoy en el Congreso que la economía española "tocará fondo" a lo largo de 2009 para entonces iniciar una "gradual reactivación". En su opinión, los Presupuestos Generales del Estado para 2009 son "coherentes con el contexto económico, apropiados y útiles" para contribuir a superar las dificultades que afectan a la vida de los españoles.

Pedro Solbes conversa con Rodríguez Zapatero mientras se dirige al estrado del Congreso.
Pedro Solbes conversa con Rodríguez Zapatero mientras se dirige al estrado del Congreso.

Así lo explicó durante su intervención en el debate de enmiendas a la totalidad del proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2009, en la que destacó que estas cuentas están "inevitablemente" condicionadas por la coyuntura económica.

En su discurso, Solbes subrayó la situación "extraordinaria" que vive la economía mundial y, en particular, el sector financiero, y añadió que sería "difícil" encontrar en muchos años una coyuntura económica internacional de "una complejidad similar".

El vicepresidente aseguró que la "convulsión" financiera es fuente de preocupación, no sólo ya para los gobiernos, las entidades financieras y las empresas, sino también para los ciudadanos en general. En este sentido, auguró que finalmente surgirá un nuevo sistema financiero, "que será distinto y probablemente redimensionado", pero, continuó, "con toda seguridad más sólido".

Periodo de incertidumbre

Solbes admitió que la evolución económica del próximo año está sujeta a una gran incertidumbre, por lo que, a su juicio, resulta difícil hacer pronósticos precisos.

Asimismo, reconoció que es difícil captar recursos en los mercados internacionales, "que se encuentran virtualmente cerrados", y añadió que si continúa esta situación, será inevitable una mayor restricción del crédito, con el correspondiente impacto negativo sobre la actividad económica real en España, y en última instancia, sobre el empleo.

Respecto a las medidas financieras adoptadas por el Gobierno, Solbes mostró su convencimiento de que en la medida en que las entidades de crédito dispongan de fondos, éstas transferirán esos recursos a familias y empresas.

El vicepresidente recordó que el ajuste en la construcción se está produciendo de forma más brusca de lo deseable, lo que está provocando una "acelerada" destrucción de empleo en el sector.

Además, admitió que el PIB permanecerá débil durante varios trimestres más, tocando fondo durante 2009 para después iniciar una gradual reactivación.

Impulso a las políticas productivas

Solbes insistió en que los Presupuestos son "fieles" a los principales objetivos de ejercicios anteriores, con un impulso de las políticas productivas, "que permitirán sentar las bases para la recuperación de la economía", y que además aseguran la protección social, "especialmente importante en un momento como el actual".

Asimismo, destacó que en la democracia, la economía española siempre ha salido fortalecida de los periodos de dificultades que se han afrontado "unidos y con decisión".

En esta primera fase para la aprobación definitiva de los Presupuestos, el Gobierno tiene garantizado el apoyo de los seis diputados del PNV y los dos del BNG, con lo que cuenta con mayoría suficiente en el Congreso, 177 votos a favor, para contrarrestar las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, CiU, ERC-IU-ICV, CC y UPyD.

El PSOE pide un apoyo responsable

Por su parte, el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, pidió hoy a los grupos políticos que apoyen "responsablemente" el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009, al tiempo que acusó al PP de "desgastar a la economía española" en su intento de "desgastar políticamente al Gobierno".

En declaraciones a la prensa, Alonso los calificó de "austeros y responsables" y subrayó que mantienen el gasto social, especialmente hacia quienes más lo necesitan, y la inversión en infraestructuras e I+D+i. "Son unos buenos Presupuestos para hacer frente a la crisis económica", añadió.

Por ello, apeló a la responsabilidad de los grupos parlamentarios y afirmó que ese no parece ser el "criterio" que sigue el PP, puesto que ya antes de conocer el proyecto pidió que se devolviera al Gobierno y "dijeron que no les gustaba nada".

A su juicio, eso demuestra que el proyecto político del PP "sigue instalado en la negatividad". "En una situación de crisis económica no arrima el hombro, trata de desgastar políticamente al Gobierno de Zapatero y lo que consigue en realidad es desgastar la economía española", afirmó.