Crisis financiera internacional

Lamy: La crisis financiera no es motivo para elevar el proteccionismo económico

La crisis financiera no debería socavar los esfuerzos para incrementar la apertura de la economía mundial, ha asegurado el responsable de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, comentó que la lección de la Gran Depresión que siguió al "crac" bursátil de 1929 fue que el proteccionismo empeoró más aún los problemas económicos.

"El actual huracán que ha golpeado a los mercados financieros no debe distraer a la comunidad internacional de perseguir una mayor integración y apertura económica", dijo Lamy en un foro público en la OMC.

"En una crisis financiera y en momentos de dificultades económicas, en particular en momentos de elevados precios alimentarios, lo que necesitan los consumidores más desfavorecidos es ver que su poder adquisitivo crece, no que se reduce", sostuvo.

El jefe de la OMC dijo que era importante completar la Ronda de Doha de negociaciones comerciales multilaterales, que empezó en el 2001 y cuyo objetivo es abrir aún más la economía mundial y ayudar a que los países en desarrollo exporten más.

Lamy dijo que los diplomáticos estaban tratando de cerrar un acuerdo general sobre aranceles y subsidios en agricultura e industria. El pasado julio, los ministros de Comercio de la OMC fracasaron en alcanzar un entendimiento sobre estos y otros temas. El nuevo objetivo es acordar esos dos pilares básicos hacia fines de año, dijo Lamy.

Pero no dijo, como sí lo hizo la semana pasada, que estaba listo para convocar nuevamente a los ministros en Ginebra en las próximas semanas para reanudar un intento de alto nivel a fin de cerrar un acuerdo.

Tal reunión requeriría avances en las discusiones entre autoridades del G-7, que en las últimas dos semanas se han encontrado para abordar la cuestión concreta a la que se atribuye el fracaso de julio: una medida para ayudar a los agricultores de países pobres contra la avalancha de importaciones.

Ese tema sigue siendo un problema. Los países ricos como Estados Unidos no quieren aceptar un mecanismo que podría alterar el comercio, mientras que los países en desarrollo como India dicen que se les debe otorgar el derecho de asistir a sus agricultores de subsistencia rápidamente en caso de producirse alguna crisis.

"Desafortunadamente, no pudimos llegar a un avance superior", dijo un diplomático de uno de los siete países.