Autoridad fiscal

UBS podría verse forzado a revelar la identidad de sus clientes sospechosos de evasión fiscal en EE UU

El Departamento de Justicia de EE UU ha registrado una petición ante un juzgado federal de Miami para obtener la autorización pertinente para hacer uso de la conocida como 'citación John Doe', por la que las autoridades fiscales pueden obligar al banco suizo UBS a identificar a los clientes sospechosos de haber cometido fraude fiscal, que podría alcanzar los 20.000 millones de dólares (12.671 millones de euros).

El pasado 19 de junio, el ex empleado de UBS, Bradley Birkenfeld, se declaró culpable de conspiración para defraudar al fisco al haber ayudado a clientes de UBS eludir sus obligaciones fiscales. Birkenfeld declaró que UBS contaba con activos por valor de unos 20.000 millones de dólares (12.671 millones de euros) en cuentas "no declaradas" pertenecientes a contribuyentes de EE UU.

De acuerdo con el testimonio de Birkenfeld ante los tribunales, los empleados de UBS ayudaban a los clientes estadounidenses adinerados a ocultar su patrimonio fuera del país mediante la creación de entidades ficticias y la posterior presentación de documentos ante las autoridades fiscales para indicar que estas empresas eran las titulares de las cuentas.

La 'citación John Doe' permite a las autoridades fiscales de EEUU exigir a una entidad que proporcione la información necesaria para combatir el fraude fiscal por parte de personas cuyas identidades no son conocidas.

De este modo, si finalmente es aprobada, la 'citación John Doe' obligaría a UBS a identificar a aquellos contribuyentes de EE UU con cuentas en la entidad suiza que hayan ocultado la titularidad de las mismas al fisco.