Regulación

Algunos bancos ya han empezado a aplicar los nuevos modelos tras Basilea II

El Banco de España autorizó hoy a un grupo de siete bancos y cajas a utilizar los modelos personalizados, que contempla la nueva normativa Basilea II, para calcular el capital que tienen que destinar para hacer frente a los riesgos de los créditos que conceden.

En un comunicado, el organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez explicó que estos modelos propios aumentan la ¢sensibilidad¢ de los cálculos hechos por las entidades sobre los recursos propios mínimos que tienen que destinar en función del riesgo real que asumen.

El Banco de España no quiso especificar el grupo de entidades al que ha aprobado la utilización de estos nuevos modelos personalizados, aunque fuentes financieras apuntan que han sido Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid, Banco Sabadell, Bankinter y Caixa Catalunya, a los que se les unirá previsiblemente en el corto plazo Banco Popular, que fue situado en ese grupo de cabeza.

Basilea II es una revolución en el sistema de cálculo de las potenciales pérdidas derivadas del negocio de crédito, de la situación del mercado y del denominado riesgo operativo.

Hasta ahora, los bancos tenían que atenerse a unas exigencias comunes, pero con la nueva normativa podrán personalizar el capital que necesitan, lo que podría provocar que el sistema financiero español libere en general recursos excedentes.

El organismo recordó que para poder aplicar los métodos personalizados, las entidades deben contar con sistemas avanzados de gestión y medición de riesgos, cumplir un conjunto de requisitos recogidos en las normas y ser autorizadas por el Banco de España.