_
_
_
_
_
Infraestructuras

Cintra y ACS llegan a la recta final por dos autopistas en EE UU

Semanas después de que Abertis se haya apuntado la mayor adjudicación de una autopista en EE UU, por 8.300 millones, Cintra y ACS entran en la recta final por otras dos grandes vías de peaje en el país norteamericano: la Trans Texas Corridor 69 y la circunvalación de Dallas. Ambas suman una inversión estimada de 2.700 millones de euros.

El tablero de juego en el negocio de las infraestructuras de transportes en Estados Unidos vuelve a contar con empresas españolas como las jugadoras más agresivas. Si Abertis se impuso el pasado 19 de mayo en la privatización de la Pennsylvania Turnpike, de 800 kilómetros, ahora son Cintra y ACS las que encaran la recta definitiva en el concurso de construcción y gestión de la Trans Texas Corridor 69 (TTC I69).

Ambas lideran los dos consorcios finalistas por una vía de 1.040 kilómetros, entre el noroeste de Texas y la frontera con México, sobre la que el propio Florentino Pérez, presidente de ACS, aseguró tener fundadas esperanzas de adjudicación hace unos días, en el marco de la junta de accionistas de la constructora.

El presupuesto preliminar estimado para este proyecto supera los 1.500 millones de euros y las dos españolas se han rodeado de gigantes para acudir a esta nueva privatización en tierras americanas.

Cintra, con presencia en EE UU a través de la Chicago Skyway y la Indiana Toll Road, forma equipo con Citigroup, Earth Tech, Blanton, Maunsell, Othon, W. W. Webber y la constructora española Ferrovial Agroman. Se da la circunstancia de que Citi ha sido rival en la citada licitación de la Pennsylvania Turnpike.

Enfrente, una de las filiales de ACS en EE UU, ACS Infraestructure Development, busca su primera gran autopista en ese país junto a su hermana Dragados, la constructora tejana Zachry, Steer Davies Gleave, UBS Securities, la ingeniería Dannenbaum, William Brothers.

La licitación de la TTC I69, a cargo del Departamento de Transportes de Texas, arrancó en 2006 y debería culminar en este mes de junio.

El otro gran escenario para Cintra y ACS, en el que compiten entre ellas y contra la australiana Macquarie, se encuentra en Dallas. Se trata de la circunvalación LBJ SH 635, de 44 kilómetros, y cuenta con un presupuesto de partida de unos 1.200 millones de euros. Fuentes cercanas al proceso de licitación esperan su resolución a lo largo del mes de julio.

Tanto Cintra como ACS han manifestado su intención de crecer en EE UU y son de las firmas que han optado a la Pennsylvania Turnpike. La filial de Ferrovial perdió en la final, mientras el grupo que preside Florentino Pérez abandonó cediendo terreno a su participada Abertis.

Españolas a la caza del gran peaje

OHL y Sacyr, a través de sus filiales concesionarias, son dos de los grupos españoles de construcción inmersos en procesos de licitación de autopistas en Estados Unidos.OHL Concesiones busca su primera operación en el país norteamericano; tiene oficinas en Austin (Texas) y Miami (Florida), y se encuentra precalificada en dos proyectos: la North Tarrant Express de Texas y la Interestatal 595 de Florida. Además, asegura tener identificados para este año otros ocho proyectos relacionados con la explotación de carreteras.Itínere, filial de Sacyr, abrió despacho en Washington para gestionar desde la capital sus futuros negocios en EE UU. De momento, se encuentra precalificada en los concursos de dos autopistas en el país norteamericano: la North Tarrant (700 millones de inversión) y la USR 460 (1.200 millones).Vigilante también está Global Vía, de FCC y Caja Madrid, que persigue la compra de una concesionaria.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_