Denuncia

Doce bancos británicos usan como tapadera fundaciones caritativas para obtener fondos

Doce bancos británicos han obtenido miles de millones de libras gracias a una compleja trama financiera que utiliza como pantalla a fundaciones supuestamente benéficas, pero que no dedican un céntimo a esas causas, según publica esta mañana el diario 'The Guardian'.

Los trusts ahora denunciados se crearon durante un proceso conocido en la jerga financiera como ¢securitización¢ de activos financieros, que ha sustituido paulatinamente al modelo tradicional de hipotecas por el cual los bancos concedían préstamos a compradores de viviendas y esperaban a que se les devolviese el dinero prestado.

Durante los últimos siete años, los bancos se han dedicado a convertir muchos de sus créditos en ¢securities¢, complejos instrumentos financieros respaldados por hipotecas y que se venden a grandes inversores.

Los bancos han llevado a cabo ese proceso utilizando trusts que pueden controlar sin ser sus propietarios, con lo que aislan los eventuales riesgos financieros y no tienen que reflejar su pasivo en sus balances. Otorgando a los trusts un status de entidad caritativa, pueden operar indefinidamente.

Los trusts no están obligados a desembolsar dinero a menos que se liquiden e incluso en ese caso, la cantidad que recibirían las organizaciones benéficas serían una parte mínima del dinero recaudado. Las doce instituciones investigadas admitieron que sus fundaciones no habían dedicado ningún dinero a fines benéficos.

Abbey, Halifax, Lloyds, Bank of Scotland

El banco Abbey, propiedad del español Santander, ligado, según el periódico, a una organización benéfica a favor de las enfermeras, ha recaudado unos 40.000 millones de libras (56.000 millones de euros) respaldados por créditos hipotecarios.

Halifax ha obtenido fondos por un total de 51.500 millones de libras, Halifax, por 47.900 millones, Lloyds, por 31.600 millones, el Royal Bank of Scotland, por 31.600 millones, siempre según el periódico británico, que cita también a Brandford & Bingley, al Bank of Scotland y a Standard Life, entre otras instituciones financieras que se sirven de esas fundaciones tapadera.

Un trust creado hace cinco años por el banco Halifax, por ejemplo, menciona como beneficiara a la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad con los Niños y desde entonces ha obtenido unos 48.000 millones de libras respaldadas por las hipotecas.

El banco Halifax, sin embargo, ha admitido que el trust no había entregado un céntimo a esa organización a favor de la infancia y ésta dijo no saber tampoco nada del supuesto acuerdo que la convertía en beneficiaria de una inexistente generosidad.

'The Guardian' denunció también la pasada semana que el Northern Rock se vale de una pequeña fundación para niños con el síndrome de Down para obtener fondos. Más del 70% de las hipotecas de esta entidad, sumida ahora en una profunda crisis, estaban a nombre de un trust con sede en el paraíso fiscal de la isla de Jersey, montado para ayudar a esa organización benéfica. Parece que no es el único caso.