Hedge funds

La correlación entre fondos de alto riesgo y Bolsa ha aumentado el último año

El éxito de la industria de los hedge funds tiene sus bases en dos ideas fundamentales: la capacidad de proporcionar unas rentabilidades por el riesgo asumido superiores a los de la gestión tradicional y de ofrecer rendimientos positivos en cualquier circunstancia de mercado.

En realidad, esta sería la clave para justificar un esquema de comisiones que se suele mover alrededor del 2% fijo más el 20% sobre beneficios, además de otros gastos, que en el caso de los fondos de hedge, puede terminar en niveles totales extraordinariamente elevados.

El primer punto parece que se viene cumpliendo, a tenor de los datos proporcionados en el artículo superior. En realidad, el periodo de referencia tomado es muy corto, pero es que si analizamos periodos más largos, de tres o cinco años por ejemplo, la situación apenas varía.

Estos productos dejan la rentabilidad al margen de si el mercado sube o baja

El segundo punto, por el contrario, lleva implícito que los fondos de gestión alternativa se encontrarían poco o nada correlacionados con los principales tipos de activo existentes en los mercados financieros. La lógica nos diría que si el comportamiento de los hedge funds estuviera fuertemente correlacionado con activos como la renta variable o la renta fija, las posibilidades de que éste fuera positivo cuando ambos tipos de activo sufren pérdidas, serían reducidas.

Precisamente, ésta es una crítica que no pocos profesionales, lógicamente sobre todo en el lado de la gestión tradicional, realizan a los fondos de gestión alternativa. No pocos de ellos, cuando analizan hedge concretos, miran instantáneamente a medidas estadísticas como la beta, en relación a los principales índices de referencia, para concluir, que si ésta es cercana a uno, las esperanzas de que el fondo no sea arrastrado en las caídas del mercado son escasas.

El cuadro que se proporciona aborda esta cuestión y analiza los datos de correlación; es decir, la medida de la fortaleza de la relación lineal entre los diferentes índices hedge de la familia de estrategias de Credit Suisse/Tremont y dos de los índices de mercado más representativos de la renta variable y renta fija globales (MSCI World y Lehman Brothers Aggregate Bond). Dicho de otra manera, mide si los retornos de los índices hedge por un lado y los retornos de los índices de Bolsa y renta fija por otro lado, se mueven por término medio en la misma dirección. El rango del valor se mueve entre +1 y -1, significando lo primero una correlación perfecta y lo segundo una descorrelación perfecta. Un valor de cero significa que no existe correlación alguna entre ambas variables.

Cuadros mucho más extensos y con numerosos periodos de referencia son proporcionados en los informes que Lipper elabora mensualmente sobre la industria, pero un rápido vistazo al mostrado en esta página, apuntaría a que en los últimos tiempos la correlación con la renta variable es alta mientras que es relativamente baja con la renta fija. El último índice en la lista es el global de la industria hedge y muestra una correlación con la Bolsa del 0,88 en los 12 últimos meses. Posiblemente, parte del excelente comportamiento actual de la industria hedge, tiene su base en este dato. Está por ver cual será la reacción si el mercado bursátil se da la vuelta.