_
_
_
_
CincoSentidos

El paraíso se vende a 30.000 euros por metro cuadrado

Algunos ricos se quejan de que no llegan a final de mes. Desde luego, ser rico cada vez está más caro, sobre todo si se quiere tener una vivienda de lujo en Londres, la Costa Azul, Cerdeña o los Alpes, las zonas más caras del mundo, donde según un estudio de la consultora inmobiliaria Knight Frank y Citi Private Bank, el precio de las mansiones creció un 14% en 2006, alcanzando en Londres los 36.800 euros por metro cuadrado. Y cuanto más caras son, más atraen a los compradores. Por placer o por inversión.

El informe compara propiedades similares en 70 ubicaciones distintas, divididas en ciudades y zonas rurales. Londres y Mónaco encabezan la lista de urbes más caras, que como dice el documento, está dominada por 'los mercados internacionales', en los que los compradores internacionales realizan un mínimo del 20% de las compras y el 40% de las de mayor valor. La consultora prevé que las ciudades rusas, indias y chinas sean las que más crezcan, y que dentro de 10 años Moscú compita con Londres por el primer puesto. En la capital rusa 'existe una enorme demanda de propiedades prime de lujo por la escasa oferta y el pequeño potencial en construcción' de este tipo de viviendas.

Las localidades 'soleadas' e invernales compiten por los primeros puestos del apartado rural, con Saint Jean Cap Ferrat, en la Costa Azul, en primer lugar. Las 14 primeras son localidades de segunda vivienda, y sólo después aparecen Surrey y Oxfordshire (Reino Unido). El informe prevé que este tipo de áreas crezca a un ritmo de dos dígitos este año y el siguiente, 'a medida que se retire capital del mercado de Londres'. También crecerán Francia e Italia, y zonas 'mucho más alejadas' como Brasil, debido a la 'búsqueda de exclusividad'. Croacia y otros países del este de Europa se unirán a la gama de zonas europeas prime.

Knight Frank también ha realizado encuestas a clientes potenciales de estas viviendas, residentes en el Reino Unido, que acreditaron el requisito de tener 7,4 millones de euros en activos invertibles, en los que se incluye la primera vivienda de forma excepcional. Los entrevistados aseguraron prestar una gran importancia a las cuestiones fiscales al elegir sus compras, algo que favorece mercados como el británico y el monegasco y, en menor medida, el andorrano, donde 'los precios han crecido un 10% en los últimos años', explica el informe.

El aumento del número de ricos, y el de la riqueza en el estrato económico más alto, lo que la consultora denomina 'plutonomía', se reforzará en los próximos años y permitirá un crecimiento del sector de la vivienda de lujo. 'La disponibilidad de estas residencias es relativamente estable en comparación con la demanda', lo que justifica esas perspectivas favorables.

Precisamente este desarrollo producirá la paradoja de que las zonas exclusivas cada vez lo serán menos, lo que 'impulsará la demanda de lugares a los que sólo se acceda mediante avión privado', como las islas. A su vez, el norte de Europa (Irlanda y Escandinavia, sobre todo) ganará en atractivo como alternativa a las zonas soleadas. La exclusividad se materializará también en el deseo de disfrutar 'experiencias nuevas y únicas', como tener una plantación de olivo, frente a otras más tradicionales como cazar y pescar. Ser rico no sólo es cada vez más caro, sino que también exige cada vez más imaginación.

Claves: Decidirse por una vivienda

A los inversores británicos en viviendas de lujo les importa más la liquidez que la rentabilidad del alquiler. Más de la mitad de los millonarios del Reino Unido entrevistados por Knight Frank poseen propiedades de inversión particular, con las que buscan tipos del 8%-15% anual y se conforman con que el alquiler cubra los gastos. Las propiedades inmobiliarias representan un 42% de los activos de los encuestados, residencia primaria incluida.La mayoría de las viviendas mantenidas como inversión están en las Islas Británicas, lo que refleja, a juicio de la consultora, 'un deseo de invertir en mercados y localidades' analizadas a fondo por el inversor. Frente al riesgo, las actitudes varían mucho. Un 30%-40% tiene una estrategia agresiva y otro 30% no piensa introducirse en este mercado, 'convencidos de que exige una gran dedicación'.La inversión inmobiliaria ganará peso, prevé el informe de Knight Frank, sobre todo por la vía indirecta, enfocada a Rusia, Brasil, China y otros mercados emergentes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_