Planes

El mercado espera que la CNMV apruebe la OPV de Realia esta semana

Realia sigue firme con los planes de salir a cotizar en mayo. La compañía ya ha registrado el folleto de la colocación y espera que esta misma semana el organismo regulador ratifique la oferta.

Las incertidumbres que rodean al sector inmobiliario en Bolsa no han echado para atrás los planes de Realia, participada mayoritariamente por FCC y Caja Madrid. La compañía comunicó al mercado a principios de año su intención de estar cotizando en el mes de mayo. Tal y como están discurriendo los preparativos parece que se va a cumplir el calendario, a pesar del bache reciente del sector inmobiliario. El índice de Bloombeg, que recoge las principales empresas europeas, ha caído un 17% desde máximos y en 2007 ya pierde el 11%. De las cinco peores compañías cuatro son españolas.

Fuente cercanas a la operación de Realia confirmaron ayer a este periódico que el folleto ya se ha registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y que está previsto que esta misma semana se dé el visto bueno. Desde el organismo regulador comentan que la aprobación se producirá 'pronto'.

La oferta, a falta de detallar, contará con tramo nacional e internacional, casi en idénticas proporciones. A los inversores minoristas también se les ha asignado una parte de acciones, que rondara como dos tercios del tramo doméstico.

Los accionistas mayoritarios colocarán el 49% del capital de Realia, que partirá con una valoración inicial de 3.000 millones de euros. El objetivo de Caja Madrid y FCC es aglutinar una participación del 51% tras la salida a Bolsa, que se integraría en un holding del que la constructora controlaría a su vez el 50,01%.

La oferta de Realia será la primera del año. Los analistas tienen muchas dudas sobre la acogida que pueda tener, especialmente a nivel internacional. Las fuertes caídas registradas en algunas compañías y los problemas dentro del propio organismo regulador han dañado seriamente la imagen de la Bolsa española de cara al exterior. Los expertos creen que dentro de este contexto resulta difícil colocar nuevo papel, sobre todo si se trata de empresas pequeñas y poco conocidas, como es el caso de Tremón, otra inmobiliaria que también preparan su debut en Bolsa.

Sin embargo, los analistas piensan que el mercado sí está preparado para otro tipo de OPV. 'En general hay apetito inversor, y especialmente de ideas nuevas', comenta Natalia Aguirre, de Renta 4.