El control de Altadis

Imperial pide a Altadis que le aclare a qué datos contables tendrá acceso

La tabaquera británica Imperial Tobacco ha pedido a la hispano-francesa Altadis que le aclare a qué información contable de la empresa tendrá acceso en el marco de su plan para intentar hacerse con ella mediante una opa, aseguraron hoy fuentes de la compañía. Estas mismas fuentes señalaron que deben discutir con Altadis cuál será exactamente esa información y cuándo tendrán acceso a ella.

La hispano-francesa anunció el pasado martes que permitirá un ¢acceso adecuado¢ de información a Imperial y que autorizará una auditoría legal y financiera (¢due diligence¢) a los fondos de capital inversión CVC y PAI Partners en su oferta preliminar sobre la tabaquera.

Altadis, que hoy comunicó que obtuvo en el primer trimestre del 2007 un beneficio neto de 110 millones de euros, un 6% más que en el mismo periodo del año anterior, no quiso aclarar en una presentación ante analistas de sus resultados en Londres cuál será la información contable a la que tendrá acceso Imperial. Tampoco quiso pronunciarse, pese a la insistencia de los analistas, sobre si la información será la misma a la que tendrá el consorcio formado por CVC y PAI.

El acceso a los libros

Imperial Tobacco, que presentó entre marzo y abril dos propuestas infructuosas de opa sobre Altadis por 45 y 47 euros por acción, lleva solicitando acceso a los libros de contabilidad desde entonces para realizar una ¢due diligence¢ en busca de ¢algún valor¢ no público que justifique una mejora de su oferta.

Sin embargo, la propuesta de opa de CVC y PAI en la que ponen sobre la mesa 50 euros por acción en efectivo, anunciada por Altadis al final de la semana pasada, ha sido mejor recibida, y el consejo de administración de la hispano-francesa ya ha dicho que esta oferta ¢se aproxima más al valor de la compañía¢. CVC y PAI condicionaron su oferta, entre otras cosas, a que se les permita llevar a cabo la auditoría legal y financiera que reclaman.

Imperial Tobacco continúa con su plan de lanzar una opa amistosa por Altadis, aunque, según algunos analistas, el próximo paso de la británica podría ser la de lanzar una opa hostil, directamente a los accionistas y sin buscar la recomendación del consejo de administración.