Posibilidad

Deutsche considera que la banca italiana vivirá una oleada de fusiones

La anunciada fusión entre Banca Intesa y Sanpaolo IMI, el segundo y tercer prestamista italiano, no será el último movimiento corporativo que tendrá lugar en la industria financiera del país transaplino. Así lo creen, al menos, los analistas de Deutsche Bank que apuestan porque otras entidades de tamaño medio continúen la consolidación del sector.

En un informe divulgado ayer, los expertos del Deutsche, apuntan a dos entidades como las más firmes candidatas a protagonizar una nueva oleada de fusiones: Capitalia -especializada en la banca corporativa y que ocupa la cuarta plaza entre los bancos italianos-, y el Monte dei Paschi di Siena -el banco más antiguo del mundo y quinta en el ranking transalpino-.

Aunque estos dos prestamistas fueron los primeros en sonar en las quinielas tras el anuncio de fusión Sanpaolo-Banca Intesa, los analistas de Deutsche descartan que pueda producirse una fusión entre ambas.

Participación extranjera

Una de las hipótesis que más peso tiene en el informe del primer banco alemán es que los próximos movimientos corporativos tendrán participación extranjera. 'Desgraciadamente', apunta el documento 'la fusión Banca Intesa-Sanpaolo ha dejado al resto de bancos-objetivo sin partenaire' nacional, con lo que la opción extranjera podría ser una alternativa.

Las entidades más pequeñas, fundamentalmente los denominados 'bancos populares' de diferentes regiones, carecen de un tamaño específico suficiente como para hacer atractiva su compra por parte de otra entidad italiana o extranjera.

Otra de las argumentos del informe es que la banca italiana, salvo Unicredit, tiene un precio en Bolsa muy alto que 'se ha atribuido siempre a la baja penetración' del sector financiero italiano.