Citigroup superó el umbral de los 900

La orden que Ferrovial dio el viernes a su banco asesor en la opa, Citigroup, para que comprara hasta el 15% de acciones de BAA en el mercado no logró su objetivo. Con esta maniobra pretendía tomar posiciones en el capital del operador y allanar el camino a una opa que, de momento, condiciona al 90% del capital. Citigroup tenía que comprar las acciones a 900 peniques, el mismo precio de la oferta que hacen el grupo español y sus socios. Y es que la ley británica de opas permite estas tomas de posiciones pero si se compra por encima del precio de la oferta obliga a modificarla y elevarla hasta el precio máximo pagado. El banco que asesora a Ferrovial y que técnicamente es el que lanza la oferta consiguió hacerse con un 0,4%, 3,9 millones de títulos, según lo que comunicó ayer a la Bolsa de Londres, lejos de sus propósitos. Pero, además, llegó a superar el precio fijado levemente y compró a 905 peniques, consta en el comunicado.

Esto indica que Ferrovial podía estar pensando en mejorar ya su oferta por BAA antes del viernes pasado dado que conoce el efecto de comprar por encima de 900 peniques. Incluso algunos expertos apuntan que podría haber dado el mandato de compra a Citigroup sabedor de las pocas posibilidades de éxito ya que era de prever que la noticia provocara una fuerte subida en la acción de BAA, como así fue. Finalmente, el banco se deshizo de la mayoría del paquete comprado, 3,6 millones de acciones, que vendió a un precio mínimo de 890 peniques y a un máximo igual al de compra, 905 peniques. Aunque Citigroup no logró la meta de comprar hasta el 15% de BAA sí hizo que este grupo se tomara en serio la oferta de Ferrovial y se aviniera a negociar, apuntan algunas fuentes en el mercado.