Acero

India presiona a favor de la OPA sobre Arcelor y relaciona la oposición europea con el racismo

El Gobierno indio ha organizado una estrategia en varios frentes para vencer los recelos europeos a la OPA hostil del gigante siderúrgico anglo-indio Mittal Steel sobre Arcelor. Además, varios sectores del país han llegado a insinuar que la oposición europea tiene que ver con el racismo.

El Ejecutivo de Manmohan Singh se ha puesto manos a la obra. Planea presionar a Luxemburgo, uno de los países contrarios a la oferta del magnate indio Lakshmi Mittal, y va a expresar su "seria preocupación" al presidente francés, Jacques Chirac, en su próxima visita a la India, los días 19 y 20 de este mes.

El diario The Times of India publicaba hoy que este país podría, incluso, tomar represalias contra Luxemburgo. Siguiendo el sistema del "regateo" tan extendido en esta nación, las autoridades indias han amenazado con revisar la prevista firma de un tratado para evitar el doble gravamen impositivo con Luxemburgo si, como mayor accionista de Arcelor, toma medidas contra la OPA.

Los Gobiernos de España, Francia, Bélgica y Luxemburgo, además de los poderosos sindicatos del metal, dudan de la conveniencia de la oferta de Mittal, rechazada por Arcelor, grupo producto de la fusión del francés Usinor, el luxemburgués Arbed y el español Aceralia. Durante estos días, han estado presionando contra ella.

Laksmi Mittal, un orgullo nacional indio

El Gobierno indio ha mostrado su "preocupación" por el rechazo que han generado en Europa las intenciones de Lakshmi Mittal, quien, como tercer hombre más rico del mundo, con una fortuna de 20.000 millones de euros y presidente de la primera compañía mundial de acero, es aquí un auténtico orgullo nacional.

Nueva Delhi ve el creciente recelo europeo como un síntoma de que el antiguo continente no acepta el emergente poder económico de Asia y hasta ha dejado caer que podría ocultar motivaciones racistas, una sugerencia seguida con entusiasmo por algunos medios.

El ministro indio de Comercio, Kamal Nath, dijo en una entrevista con el diario británico Financial Times que vivimos una era de globalización y liberalización, "no una era en la que los inversores son juzgados por el color de la piel", su "nacionalidad" o "su pasaporte".

Europa niega ser racista

El director general de Comercio de la Comisión Europea, David O''Sullivan, negó hoy con vehemencia estas alusiones, que calificó de "desafortunadas", y afirmó que la postura comunitaria se basa en criterios comerciales, ante constantes preguntas de medios indios.

"La Unión Europea tiene claro que la nacionalidad no es relevante en estos casos, que deben decidirse según las leyes de cada país y los méritos comerciales", apuntó O''Sullivan, que participó en Nueva Delhi en una reunión con responsables indios de comercio, dentro del Grupo Indo-UE de Comercio recientemente constituido.

Por su parte, el comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, a pedido a Europa que huya del "nacionalismo económico".

El Ejecutivo comunitario debe ahora evaluar si podría haber un impacto negativo en la competencia dentro del Mercado Unico de la UE por la absorción de Arcelor, segunda compañía mundial, por parte de la primera, Mittal Steel.