Construcción

Saint Gobain consigue el respaldo del consejo de BPB a la opa al elevar el precio

Tras tres meses de enfrentamiento, los consejos de la británica BPB y la francesa Saint Gobain han llegado a un acuerdo para que el grupo galo adquiera, por 5.724 millones, el grupo yesero. La calma ha llegado tras conseguir una subida de precio de casi el 8%.

El grupo auxiliar de la construcción Saint-Gobain va a conseguir finalmente hacerse con el fabricante británico de yeso BPB, al elevar hasta 3.890 millones de libras (5.724 millones de euros) su oferta de compra. La propuesta supone pagar 775 peniques por cada título de BPB, 55 peniques más, 0,76% más, que la oferta inicial realizada por Saint-Gobain el 31 de agosto y que se encontró con el rechazo frontal del consejo de administración de BPB. Según ha explicado el consejero delegado de la compañía francesa, Jean-Louis Beffa, esta operación es excelente, ya que dará lugar al mayor grupo de materiales de construcción del mundo.

La operación cuenta, desde el pasado 9 de noviembre con la autorización de la Comisión Europea (CE), que ha concluido que la fusión no obstaculizará de manera significativa la competencia. La CE indicó que los solapamientos entre las actividades de una y otra compañía son limitados y que la empresa fusionada seguirá enfrentada a un número suficiente de competidores en los mercados afectados, según explicó en un comunicado.

Tras considerar en agosto que la oferta de la francesa infravaloraba el valor del grupo y presentar un ambicioso plan de reparto de dividendos, BPB cambió de estrategia y mostró hoy su acuerdo con un plan de compra en el que se valora cada título en 775 peniques, frente a los 720 peniques ofrecidos en agosto.

El consejo de administración de BPB, asesorado por Rothschild, estima que los términos de la oferta son ahora 'justos y razonables', de modo que recomienda a los accionistas que acepten el canje, en el que obtendrán una prima de más del 51% con respecto al valor de los títulos al cierre de la sesión del 20 de julio, cuando se habló por primera vez de la compra.

El presidente y consejero delegado de Saint-Gobain, Jean-Louis Beffa, se mostró 'encantado' de haber sellado 'un excelente acuerdo tanto para Saint-Gobain como para BPB'. 'Mediante la combinación de nuestros negocios, aparecerá un líder mundial en soluciones de construcción de interior', señaló.

El presidente de BPB, Ian Gibson, recordó que la estrategia de su grupo ha sido hasta el momento la de mantener el crecimiento como compañía independiente. No obstante, las 'perspectivas' de futuro y el 'valor' ofrecido por Saint-Gobain justifican, desde su punto de vista, que el consejo de administración recomiende la operación a sus accionistas.

La primera aproximación de Saint-Gobain se produjo en julio. En ese momento, la francesa argumentó que BPB lograría un significativo ahorro de costes. No obstante, la negativa de la británica a ser comprada fue respondida con una oferta hostil por parte de la francesa a comienzos de agosto. BPB y Saint-Gobain emprendieron un enfrentamiento en los medios y ante sus respectivos accionistas para defender sus intereses.