CincoSentidos

Los españoles renunciarían a sueldo por un mejor horario

Un informe de Manpower señala que la estabilidad laboral es el aspecto más valorado

Los españoles están entre los ciudadanos más preocupados por la posibilidad de perder su empleo a lo largo del próximo año. También les preocupa ser expatriados, esto es, que la empresa para la que trabajan traslade su puesto de trabajo a otro país. Pero hay más elementos que mantienen alerta a los profesionales españoles: la influencia negativa que puede tener en la empresa el hecho de tener hijos y el poco tiempo que dedican a la familia. Así, muchos trabajadores están dispuestos a renunciar a una parte de su salario a cambio de trabajar menos horas durante la semana. Todos estos datos se incluyen en el estudio de tendencias laborales en la zona Emea (Europa, Medio Oriente y África), elaborado por la empresa de trabajo temporal y consultora de recursos humanos Manpower. En el informe han participado 12.000 personas, de las cuales el 42% son mujeres y el 58% restante hombres.

Las medidas que favorecen el equilibrio entre vida personal y profesional son más valoradas por las mujeres que por los hombres, explicó la consejera delegada en España de Manpower, Carmen Mur. De ahí que el 41% de los encuestados españoles esté dispuesto a recortar su salario a cambio de reducir su jornada laboral. España es el país de los que participan en el informe con el porcentaje más elevado, seguido de Suiza (33%) y Finlandia (31%). La decisión de renunciar a una parte del sueldo puede verse frenada por cuestiones económicas de índole personal. El informe no específica qué porcentaje de salario se estaría dispuesto a rebajar. Este aspecto resulta más interesante sobre todo a los demandantes de empleo de mayor edad (55 a 64 años) que quizá desean trabajar a un ritmo menor, a las mujeres y a los encuestados con trabajos temporales.

Otro de los miedos más fuertes en España es que el puesto de trabajo se subcontrate a otra empresa, sobre todo en los sectores de la agricultura, pesca, tecnologías de la información y las telecomunicaciones.

'Dos de cada cinco españoles cree que no va a cobrar la jubilación'

Y si algo valora el empleado español, incluso por encima de su sueldo (42%), es la estabilidad y la seguridad en el trabajo (el 47%). Este hecho adquiere mayor relevancia en el grupo de edad de 45 a 54 años, etapa considerada por los expertos en recursos humanos como la más vulnerable para los profesionales. La seguridad laboral también es un factor a tener en cuenta por aquellas empleados que tienen contratos laborales, y que tienden a buscar empleo más estable) y los desempleados. Por sectores, es valorada en la industria manufacturera, servicios inmobiliarios y construcción, así como en transporte, logística y almacenamiento.

La retribución y un paquete de prestaciones competitivas tienen una mayor importancia entre el grupo de edad comprendido entre los 25 y los 44 años que entre los 45 a los 54 años. Los empleados de los sectores sanitario y de agricultura y pesca también valoran este factor, a diferencia de los que trabajan en el sector de la minería.

La oportunidad de progresar profesionalmente es uno de los aspectos más valorados, sobre todo entre las personas menores de 45 años y entre los directivos jóvenes más que entre los más veteranos.

También atrae a los profesionales trabajar para un nombre o una marca conocidos, que la empresa se comporte de forma ética, que invierta en formación, que disponga de las herramientas adecuadas para que cada uno realice su trabajo cotidiano y que se tenga en cuenta sus opiniones a la hora de tomar una decisión.

Los planes de jubilación son un tema que también ronda a más de uno. 'Dos de cada cinco empleados españoles cree que no va a tener una seguridad económica cuando le llegue la edad de la jubilación', avanzó Carmen Mur, quien calificó el dato de preocupante. Este temor es mayor en el grupo de edad de 35 a 44 años, sobre todo dentro de los demandantes de empleo del área sanitaria. Los finlandeses, en cambio, así lo manifiesta el 65% de los encuestados, considera que tendrán seguridad financiera cuando llegue a la edad media de la jubilación.

La responsable de Manpower hizo hincapié en la necesidad que tienen las empresas en favorecer la compatibilidad entre la vida personal y la profesional. El concepto de trabajo flexible es cada vez más popular. Prueba de ello es que siete de cada diez encuestados en el citado informe afirma que no les importaría trabajar más años si tuviera mayor flexibilidad. Y más de la mitad afirma que prolongaría su jornada semanal si el horario fuera flexible. La propensión a trabajar más años aumenta con la edad, alcanzando el máximo en el grupo de edad de 55 a 64 años.

Empleados cada vez más exigentes

Hoy día, el profesional elige, sobre todo, el tipo de compañía en la que quiere trabajar. Y tiene en cuenta una serie de variables, que las empresas deben tener: la seguridad y estabilidad laboral de la plantilla, la retribución y el horario flexible y la conciliación entre la vida familiar y laboral.

También es necesario que se consulte a los empleados a la hora de tomar decisiones, así como que la empresa siga un comportamiento ético, sepa delegar responsabilidades en el trabajo diario e invierta en formación. 'Los empleados son cada vez más exigentes con las empresas y éstas han de saber atraer, mantener y retener el talento, a los mejores, que es lo que marca la diferencia', afirma Carmen Mur.

Algo que los empleadores deben tener en cuenta es la necesidad de poner los medios adecuados para que los empleados puedan trabajar desde casa. Dos de cada cinco encuestados manifiesta que sería mucho más productivo si tuviera la posibilidad de desempeñar sus tareas desde su hogar. Los empleados con contratos temporales y los autónomos tienden más a esta opción, junto con los encuestados del sector sanitario, tecnologías de la información, comunicaciones y medios, finanzas, seguros, selección de personal y servicios administrativos y empresariales.