_
_
_
_
_
5d Guía para el Inversor

Las Bolsas europeas sortean con leves alzas la crisis política

A la debilidad en el crecimiento económico, a la caída del euro frente al dólar y a los elevados índices de pesimismo entre empresarios y consumidores en Europa se han unido esta semana acontecimientos políticos que, aunque esperados, añaden incertidumbres a la zona euro.

A la debilidad en el crecimiento económico, a la caída del euro frente al dólar y a los elevados índices de pesimismo entre empresarios y consumidores en Europa se han unido esta semana acontecimientos políticos que, aunque esperados, añaden incertidumbres a la zona euro. El rechazo de franceses y holandeses a la Constitución europea, que abre interrogantes sobre el futuro del proyecto común monetario y político, ha lastrado a la moneda común pero ese pesimismo no se ha trasladado a las Bolsas. Gestores de fondos y analistas redefinen sus estrategias de inversión ante el nuevo panorama.

Desde el lunes, cuando se conoció el no francés, todas las Bolsas europeas suben -el Ibex, un 1,2%- y bajan todos los índices en Estados Unidos, mientras que el euro ha bajado un 2,9%. Algunos expertos, como Pedro Mirete, jefe de análisis de Ahorro Corporación, muestran cierta sorpresa 'por la reacción alcista de los mercados porque el rechazo a la Constitución es una mala noticia para la UE'. Estima que 'se trata de una vuelta a la defensa de los intereses nacionales en un momento que se requiere una respuesta conjunta, con medidas estructurales profundas ante retos como la caída de la productividad, el débil crecimiento económico o la competencia de áreas como China'. Pero señala que la reacción del mercado puede deberse 'a la corrección del euro frente al dólar, que en teoría debería empujar las exportaciones. Creo que esa es la apuesta del mercado, que interpreta que el no francés y holandés no es un rechazo al euro'.

Javier Estrada, director de inversiones de Morgan Stanley, afirma que su sociedad se había preparado ante el esperado rechazo a la Constitución con una mayor apuesta por el dólar y la libra esterlina, 'los grandes beneficiados por esa crisis'. Y cree que el euro va a seguir presionado y que son los bajos tipos de interés los que están tirando de la Bolsa. Además defiende la opción de la renta variable con sesgo de crecimiento, como los valores tecnológicos. 'Por ese factor preferimos la Bolsa estadounidense, ya que allí el peso de los valores tecnológicos es de un 15% y en Europa sólo del 4%'. 'El mercado está fuerte y hay pocas presiones inflacionistas', añade el estratega de Morgan Stanley, quien ratifica que hay que comprar sectores 'que están infravalorados'.

Más información
Consulte el suplemento 5D

Algunos expertos aconsejan, ante las dudas actuales, bajar el peso de la Bolsa en las carteras hasta septiembre

'En mi opinión', señala José Luis Martínez, economista de Citigroup, 'la depreciación del euro va a continuar hasta al entorno de los 1,20 dólares, donde creo que puede encontrar un buen soporte'.

Este experto de Citigroup señala que el rechazo a la Constitución, más que lastrar al euro, 'ha profundizado su debilidad'. Martínez recuerda que la depreciación había comenzado a principios de año. En su opinión, la caída de la moneda única se basa en el menor crecimiento de la economía europea. Y habla de algunos aspectos positivos de esta situación. 'Aunque a largo plazo el no puede traer incertidumbres, quizás el efecto a corto plazo para los mercados no sea tan negativo'.

Martínez recuerda que la fortaleza del euro en 2004 restó tres puntos de media a los beneficios empresariales. En este contexto, 'habría que apostar por empresas exportadoras europeas, ya que sus productos serán ahora más competitivos'. Además apunta a compañías de crecimiento, 'porque es EE UU quien marca la pauta de los mercados y allí la fuerte demanda puede tirar de ellas'.

Jordi Falgueras, analista de Gaesco Bolsa, sigue creyendo que la Bolsa tiene potencial de subida, por lo que mantiene a la renta variable como su opción favorita 'y más con los actuales tipos de interés'. Reconoce, no obstante, que las rentabilidades que están logrando las empresas no se está traduciendo en más confianza entre los consumidores.

Falgueras ve necesario cambiar el perfil de las inversiones, desde los valores refugio a empresas de crecimiento. 'Dentro del Euro Stoxx preferimos telecos como Telefónica, Deutsche Telekom y KPN, así como empresas de recursos básicos'. También le gustan las tecnológicas, 'que se han quedado retrasadas', y las aseguradoras, ya que tienen unos PER (veces que el beneficio está contenido en la cotización) bajos. Falgueras cita además, dentro de sus inversiones favoritas, a financieras como Société Générale, BNP, BBVA y ABN Amro. Este experto considera que hay que aprovechar ahora para cambiar las carteras porque las Bolsas tardarán en girar 'por la inercia de los mercados'.

Atentos a automóviles y tecnología

Pedro Mirete cita entre los sectores con un elevado componente exportador a automóviles y tecnología, seguidos por bienes y servicios cíclicos y químicas. 'Las más beneficiadas por el nuevo entorno de divisas serían empresas como Philips, Nokia, DaimlerChrysler, Siemens, Bayer, RWE y Deutsche Telekom', explica. El director de análisis de Ahorro aconseja, sin embargo, cautela en renta variable debido a las numerosas incertidumbres y a los niveles alcanzados, y sugiere reducir a corto plazo su peso en las carteras. 'Por lo menos hasta septiembre, cuando quizá el Ibex pueda volver a retomar la tendencia alcista para finalizar el año entre los 9.500 y 10.000 puntos'.

El responsable de análisis de Intermoney, José Carlos Díez, manifiesta que, dado que el euro previsiblemente se va a mantener débil, sería recomendable 'apostar por compañías que tengan una buena parte de sus ventas fuera de Europa y las que compensen una caída de la facturación con recorte de costes'. Sobre la fortaleza del dólar destaca aspectos negativos para la economía europea como 'el encarecimiento de las compras de petróleo, con sus efectos nocivos sobre inflación y tipos de interés'.

Javier Angulo, directivo de BPI, prefiere 'la renta variable de EE UU e, incluso, la de Japón'. Recuerda que el índice que mejor se ha comportado en mayo es el Nasdaq, con una subida del 7%, 'aunque toda las Bolsas se han beneficiado de la salida de dinero de la renta fija corporativa por los problemas de General Motors y Ford'. Añade que si se mira la evolución de todos los índices medidos en dólares, Europa no lo ha hecho mejor. 'Continuará la debilidad del euro y dejaremos de beneficiarnos de la menor factura energética'.

'Sin embargo, los resultados empresariales seguirán siendo buenos', asegura Angulo, 'pero con crecimientos inferiores'. En renta variable europea opta por las exportadoras que no tengan demasiado peso de sus costes en dólares, como el petróleo u otras materias primas. Y para contrarrestar la escasa rentabilidad del bono alemán defiende cierta apuesta por valores defensivos.

Alberto Clemente, analista de GVC, ve algunas posibles repercusiones positivas por la depreciación del euro en la renta variable europea. 'A corto plazo puede hacerla más atractiva para los inversores internacionales'. Y enfatiza que, a los niveles actuales, 'los índices europeos presentan un mayor potencial de revalorización', con un PER del Euro Stoxx más bajo que el de Dow Jones y S&P.

En la actualidad, según Clemente, los sectores con mejores perspectivas son telecomunicaciones y finanzas. Dentro de ellos destaca valores como Telefónica, BNP y Deutsche Bank. 'Por otro lado, los valores que podrían ser más interesantes por la apreciación del dólar son los exportadores y los que generen parte de sus ingresos en el mercado exterior', entre los que cita a Arcelor.

A Javier Estrada, de Morgan Stanley, le preocupan los discursos proteccionistas, pero estima que la crisis política europea no va a repercutir negativamente en la renta fija de Europa del Este. 'Sus monedas están resistiendo bien'. Por el contrario, 'hay un mensaje claro que perjudica a emergentes como Turquía'.

Telefónica, único valor español en la lista de favoritos

La clasificación de los valores europeos más recomendados por los analistas, de acuerdo a los datos recopilados por JCF Group, está dominada por las compañías francesas. Total, BNP Paribas y Vivendi son las empresas que mejores notas reciben por parte de los expertos dentro del Euro Stoxx 50, el índice bursátil de referencia para el área euro. Les siguen Eon, ING y la también francesa Axa.Dentro de los 15 blue chips europeos más valorados por las casas de Bolsa sólo aparece un valor español, Telefónica en el puesto octavo, de los seis que están incluidos en el índice (aparte de la operadora figuran en el Euro Stoxx 50 Repsol YPF, Endesa, Iberdrola, Santander y BBVA).Por sectores, las apuestas de los analista se decantan fundamentalmente por bancos, energía (petroleras y eléctricas), telecomunicaciones y seguros.

Las empresas, bastante mejor que la economía

El débil crecimiento económico del área euro no tiene una correlación en las cuentas empresariales, que siguen mostrando muy buena salud.El Banco Central Europeo, por ejemplo, ha recortado esta semana sus previsiones para el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona. Las nuevas proyecciones prevén un crecimiento para 2005 de entre el 1,1 y el 1,7%, en lugar de la horquilla avanzada en marzo pasado, que hablaba de un incremento del PIB para este año de entre el 1,2 y el 2%.Este pesimismo macroeconómico contrasta con el optimismo de los analistas respecto a los datos corporativos. Las casas de Bolsa han mejorado en un 3,4%, un 2,3% y un 8,46% sus estimaciones de ventas, Ebitda y beneficio neto, respectivamente, para el conjunto de las compañías del Euro Stoxx 50 en relación a las estimaciones con las que partían a principios del ejercicio.Los expertos auguran ahora que las ventas conjuntas de los blue chips del área euro alcancen los dos billones de euros en 2005, lo que supondría una mejora del 3,67% con respecto al año anterior. Respecto al Ebitda o resultado bruto de explotación, la última previsión es que crezca un 5,7%. Por último, los analistas creen que el beneficio neto de los valores del Euro Stoxx se situará en 156.697 millones de euros, un 14,8% más.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_