Sistema operativo

Las autoridades de EE UU vigilan el desarrollo de Longhorn

Representantes de Microsoft se reunirán a mediados de febrero con miembros del Departamento de Justicia de EE UU para analizar si la próxima versión del sistema operativo de la compañía, que tiene el nombre en clave de Longhorn, cumple con los requisitos del acuerdo alcanzado en 2002 en el marco del proceso antimonopolio que en ese país se sigue contra la compañía de Bill Gates.

En noviembre de 2002 las autoridades estadounidenses de la competencia alcanzaron un acuerdo con Microsoft que puso un punto y aparte al juicio por actividades monopolistas, iniciado como consecuencia de la integración del navegador Internet Explorer en el sistema operativo Windows -instalado en el 90% de los ordenadores domésticos de todo el mundo- y por las acusaciones de que el gigante informático aprovechaba su dominio en el mercado de sistemas operativos para eliminar a sus competidores en el desarrollo de programas.

Como consecuencia de este acuerdo, el Departamento de Justicia de EE UU ha de vigilar los nuevos desarrollos de la compañía para garantizar que cumplen determinados requisitos, entre los que se encuentran que el sistema operativo permita la correcta ejecución de programas ajenos a Microsoft, y que las empresas que las desarrollan dispongan de la información necesaria para que ese software se integre sin problemas en el sistema.

El pasado martes el Departamento de Justicia hizo publica la documentación en la que se afirma que el comité técnico constituido por el Gobierno mostraba cierta preocupación por como Microsoft está cumpliendo con esos requisitos en el desarrollo de Longhorn, el próximo sistema operativo de la compañía, cuya versión de sobremesa está prevista para 2006 y la de servidores para 2007. Según informa PC World, la compañía ya ha respondido a las dudas de la administración, que está examinando la información aportada.

Documentación para los competidores

Los representantes del Gobierno afirman que han entregado a Microsoft una lista de temas que ¢querrían seguir mientras progresa el desarrollo de Longhorn, lo que permitirá la detección temprana y la resolución de cualquier tema preocupante¢ para la competencia, según afirma el informe hecho público esta semana por el Departamento de Justicia.

Este texto afirma que Microsoft no había entregado la documentación técnica necesaria en un formato que haga sencillo para sus competidores la revisión de la información necesaria para desarrollar sus productos, a lo que la empresa a respondido que estarán listos en formato PDF a mediados de 2005. ¢Todo desarrollo hecho en Microsoft se hace con absoluta consideración y comprensión de nuestras obligaciones¢ a la luz del acuerdo con el Gobierno, explica Stacy Drake, un portavoz de la compañía.