Actividad

El FMI alerta de subidas de tipos de interés en todo el mundo este año

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó ayer, en su informe semestral de perspectivas económicas, que los tipos de interés subirán de forma sustancial en todo el mundo, comenzando por Estados Unidos, en la segunda mitad del año, y advierte de los riesgos que este movimiento de la política monetaria tendrán para los mercados inmobiliarios alcistas, como España, o para las economías de los países emergentes. Cita también los mercados inmobiliarios británico, irlandés o australiano como los más sensibles a los movimientos, además del norteamericano. 'La pregunta no es si los tipos de interés subirán, sino cuándo y cuánto', declaró el economista jefe del FMI Raghuram Rajan.

Sin embargo, dio mensajes optimistas. 'El mundo ha salido del invierno de la recesión, pero en vez de festejar la primavera y el verano debemos prepararnos para el futuro'. Dice que la crisis queda atrás y que las previsiones son las más optimistas en una década, pero advierte que las economías deben ganar un margen de maniobra, ahora mermado, para enfrentarse a nuevas crisis o riesgos inesperados.

'Precisamente porque hay riesgos es el momento más propicio para hacer que la economía sea más resistente', explica en la introducción del informe. 'Las políticas expansionistas que han ayudado a reducir el impacto del colapso de los mercados, el 11-S y la neumonía asiática han dejado al mundo con seguros limitados contra nuevos riesgos', explicaba Rajan.

Los cálculos de los economistas del Fondo que avalan las palabras de Rajan, indican que la economía del mundo crecerá en 2004 un 4,6%, un 0,6% más que lo previsto en el anterior informe publicado en septiembre del año pasado. La mejora de la producción industrial, del comercio global, el avance de la confianza en los negocios y en menor medida en los consumidores, el robusto crecimiento en EE UU y en Asia (especialmente en China y Japón) son las causas de esta revisión al alza del crecimiento que también llegarán hasta 2005. Según Rajan, el año que viene la economía mundial crecerá un 4,4%, cerca de medio punto porcentual. Y de nuevo el mensaje positivo: 'estamos viendo los mejores dos años en una década'. En esta institución se cree que incluso en algunas regiones y a corto plazo las previsiones puedan ser mejorables.

Pero la primavera a la que refería el economista del FMI no es igual de cálida en todo el mundo. 'La zona euro está experimentando condiciones invernales con perspectivas menos favorables', decía Rajan. La recuperación que se calcula para esta área es 'modesta' al preverse un crecimiento del 1,7%. El FMI critica que la demanda europea esté todavía baja y siga dependiendo de la exterior. Con respecto a los cálculos hechos en septiembre de 2003, la economía de la zona euro registra un retroceso de un 0,1% cuando la revisión al alza para EE UU es del 0,7% (por lo que se espera que se cierre el año con un crecimiento del 4,6%) y para Japón del 1,9%, con lo que se espera que el crecimiento sea del 3,4% en 2004 en este país.

Pero desde el FMI, Rajan insiste en la fábula de la hormiga: 'es aburrido, pero prudente' y pide que se hagan los deberes para ganar en resistencia a futuros riesgos entre ellos las tensiones geopolíticas y la posibilidad de que haya nuevos ataques terroristas, y que se mantengan o suban los precios del petróleo. En el caso del 11-M, Rajan dijo que no ha tenido impacto en la confianza.

Dentro del capítulo de riesgos el FMI vuelve a insistir en el peligro que encierran los déficit por cuenta corriente y presupuestario en EE UU y se espera un plan creíble de la administración americana por corregirlo a corto plazo.

España lidera el crecimiento de PIB y empleo en la zona euro

Las perspectivas españolas son más que halagüeñas, según el FMI. Si se cumplen sus previsiones, España encabezará este año y el próximo la recuperación en la zona euro. En 2004 la economía española crecerá el 2,8%, un punto y una décima más que la media. Sólo Finlandia (2,9%), Irlanda (3,6%) y Grecia (4%) la superan. Y en 2005, el FMI pronostica un aumento español del 3,3% (un punto más que el conjunto), sólo empatada por Luxemburgo y mejorada por Grecia (4,7%).

Las noticias sobre el empleo son esperanzadoras y agridulces. España encabeza la creación de puestos de trabajo, pero el margen de mejora es tan amplio que conservará el último puesto en porcentaje de empleo. El FMI calcula que los puestos de trabajo subirán en 2004 un 2,7% (en la eurozona, el 0,5%) y un 2,6% en 2005 (0,9%). La tasa de parados se situará este año en el 10,8% y en 10,1% en 2005, muy por encima de la media de la región (9,1% y 8,9%).

La inflación se mantendrá invariable en el 2,7% durante los dos próximos años, según la previsión del FMI, también un punto por encima de la media de la eurozona.

España es también uno de los pocos países que registra superávit fiscal, un 0,4%, cuando la región presenta un déficit conjunto del 2,8%.

En cuanto a demanda interna, los niveles se mantendrán estables: el 3,2% el año en curso y dos décimas más el 2004 (la media de la eurozona ronda el 2%). El consumo privado apunta una ligera mejoría. El FMI calcula que crecerá un 3,1% en 2004 (una décima superior al año pasado) y un 3,5% el siguiente. En la región, subirá un 1,3% y un 2,2%.