Cada día un análisis

Los fondos más en boga

La avidez del mercado español por los fondos mixtos flexibles no deja de crecer. La causa está en los malos resultados que estuvieron proporcionando, entre 2000 y 2003, los fondos gestionados contra un benchmark, lo que contribuyó a intensificar la búsqueda de fórmulas en las que la gestión activa del fondo permitiera aminorar la caída de los precios de la renta fija o variable y, a la vez, con movimientos ágiles, beneficiarse de las recuperaciones que pudieran producirse.

En esta línea se sitúan muchos de los fondos que se han lanzado al mercado a lo largo de 2003 o en las primeras semanas de 2004, entre ellos los que, con el nombre de Supergestión (y gestión por VAR) ha lanzado Santander Gestión de Activos. O el que ha lanzado Banesto. También Banco Espírito Santo ha comenzado a vender un producto de esas características, por lo que el número de fondos dentro de esta categoría asciende a 129. Entre los que se dieron de alta en 2003 figuran dos fondos gestionados por Fonditel, que encabezan el ranking del cuadro adjunto por rentabilidad acumulada en el mes y medio transcurrido de 2004.

Los mixtos flexibles están a veces en la frontera de lo que podrían considerarse fondos de gestión alternativa y así gustan de calificarlos a veces sus promotores. Sin embargo, sólo una parte reducida de su cartera sigue técnicas propias de esos estilos de gestión.