Magdalena Álvarez

"Las regiones recaudan mejor que el Estado"

La consejera andaluza propone un modelo de financiación con más recursos para las comunidades y un sistema fiscal que prime las rentas medias y bajas

Es una de las personas encargadas de coordinar la política fiscal y territorial del PSOE de cara a las elecciones generales de marzo. Con gran experiencia en la Administración territorial, se fragua como uno de los pesos pesados del partido y ha sido llamada por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, a ocupar puestos de importancia en la política nacional. Álvarez conversa con Cinco Días sobre la alternativa socialista.

Pregunta. ¿En qué consiste el modelo de financiación autonómica del PSOE?

Respuesta. Parte de un incremento de los recursos financieros de las comunidades para dar respuesta a los mayores servicios que prestan.

El sistema actual ha permitido que el Gobierno central haga modificaciones legales (Ley del Menor, Ley Orgánica de Universidades, Ley de la Calidad de la Enseñanza), que han supuesto un mayor gasto para las comunidades, sin que haya habido compensación económica. También el PP ha hecho modificaciones (hasta 19 en el impuesto de sucesiones) que han supuesto un menor ingreso para las comunidades.

Por tanto, el sistema de financiación es insuficiente. Proponemos, por un lado, mayor suficiencia y, por otro, un mecanismo de corrección automática que sería actualizado anualmente y revisado en sus grandes parámetros cada cinco años. Porque no hay nada más inestable que algo que se quiere hacer permanente. La estabilidad está en su posibilidad de revisión, con un análisis crítico. La idea de perfección del PP en todo lo que hace es errónea y, además, peligrosa.

P. ¿En qué se basará su financiación?

R. El sistema tendría tres patas. Por un lado, un espacio fiscal propio para las comunidades, como tienen los municipios. Para ello hay que sentarse y consensuarlo. Sin imposición por el Gobierno central. Segunda pata: compartir impuestos. Ya lo estamos haciendo con algunos como el IRPF. Compartir el rendimiento mientras que la titularidad seguirá siendo del Gobierno central. En tercer lugar, habría un fondo de garantía, para que los servicios públicos se traten en todas las regiones de acuerdo al principio de igualdad que dice la Constitución. Sería similar a lo que ahora se llama fondo de suficiencia.

P. ¿Qué impuestos formarían parte del 'espacio propio fiscal'?

R. Lo consensuaremos. Los que se puedan y quieran las comunidades. No vamos a delimitar su libertad. Si no logramos un acuerdo no pasaría nada, no lo vamos a imponer, como lo hace el PP. Nos quedaríamos como estamos. Algunos tributos se ven claramente cedibles. Aquellos que tenemos el 100% de la recaudación, aunque en uno de ellos, que puso el PP (el que grava la electricidad), hay dudas técnicas.

P. ¿Está garantizada la solidaridad interterritorial?

R. Aquí proponemos dos cosas. Un fondo de nivelación para elevar la financiación de las comunidades de régimen común, de forma que se vaya acercando a las del régimen foral. Después, una modificación del fondo de compensación interterritorial (FCI) para garantizar que se mantiene en sus propios términos. El PP lo ha debilitado en 15 puntos, desde el 50% de la inversión civil real nueva, en 1996, al 35% de ahora. El PSOE propone que el porcentaje sobre la inversión total sea fijo.

P. ¿Y si se eleva el techo competencial?

R. Habría que aumentar la financiación, a medida que se asumieran mayores competencias.

P. ¿Ese espacio fiscal propio será tan amplio que no se tenga que recurrir a impuestos compartidos?

R. Si las CC AA consiguen que satisfagan sus necesidades no tendríamos que acudir a ellos, pero hoy no es suficiente. Con los impuestos que gestiona Andalucía ha conseguido que crezcan en estas dos últimas legislatura un 30% los ingresos, mientras que la financiación autonómica ha crecido cerca del 8%. Luego vemos que gestionando los impuestos, las comunidades sacamos más rentabilidad a los recursos. Las regiones recaudan mejor que el Estado. Por eso nos interesa tener mayor responsabilidad, para elevar la financiación. Y no hemos subido los impuestos. Es más, los hemos bajado y hemos tenido más recaudación.

P. ¿A qué aspira en Madrid?

R. A lo que quiera José Luis.

CV

Edad, 51 años, nacida en San Fernando (Cádiz).

Actividad profesional Consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía desde el verano de 1994. Forma parte del Comité de Notables que asesora a Rodríguez Zapatero.

Formación Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales, e inspectora de Finanzas desde el ejercicio de 1979. Ha sido profesora en la UNED de 1977 a 1990. Es autora de varias publicaciones jurídicas y tributarias.

Propuestas para una reforma fiscal

'Las comunidades deben tener un objetivo de déficit similar al del Gobierno central y no como ahora, que se les exige más y eso que son las que prestan los servicios públicos fundamentales. Pedimos las mismas reglas de juego'.

'Andalucía ya cuenta con inspectores, servicio de gestión, valoradores, todo lo que tiene una agencia tributaria. Lo que no tenemos es la forma jurídica, y la capacidad de decisión sobre impuestos que afectan a nuestros ingresos'.

'Se pretende converger, en resultado final, la financiación de las comunidades de régimen común con las forales. Pero no cambiar el sistema foral o quitar dinero a los vascos. Son sistemas distintos que deben dar resultado similar'.

'Queremos reducir la tributación de las rentas medias y bajas. Elevar el mínimo exento y la cuantía a partir de la cual se está obligado a declarar y retener. Simplificaremos el número de tramos de la tarifa (ahora cinco'.

'Acercaremos el tipo del impuesto de sociedades al de los tipos marginales máximos del IRPF. Ya veremos en qué cuantía, porque la prioridad está en las rentas medias y bajas y el mínimo exento. Lo haremos gradualmente'.

'Las plusvalías deben tratarse como las rentas del trabajo, en función de la capacidad del contribuyente. Nuestra reforma va orientada a que los que han pagado siempre paguen menos y paguen los que nuncan lo han hecho'.

'Se recaudará más con la reforma fiscal del PSOE, gracias, en parte a las mejoras en la eficacia de los impuestos. La eficiencia de la administración fiscal del ministro Montoro ha llevado a tener un 21% de economía sumergida'.

'Lo de Montoro roza la prevaricación'

La consejera andaluza considera muy grave la vinculación el Ministerio de Hacienda del pago de 2.500 millones de euros a Andalucía, en concepto de liquidación del sistema de financiación autonómico pendiente a cambio de la retirada de los recursos presentados por la Junta. 'Es precisamente la oferta electoral de la candidata del PP para la Junta de Andalucía, con lo que se vincula el dinero a pagar a los andaluces con una victoria del PP en las elecciones autonómicas. Primero supone el reconocimiento de una deuda, por lo que si se reconoce y no se paga, lo del ministro Montoro roza la prevaricación con Andalucía', indica.

'Son 2.500 millones de euros, equivalentes a de 450.000 millones de pesetas, como han reconocido que deben. Eso sí que es ir contra la solidaridad y cohesión territorial. Estamos dispuestos a aceptar la oferta, por eso hemos solicitado ya a Hacienda que convoque la comisión mixta de financiación, pero que lo haga antes de las elecciones. Ahora su oferta deben cumplirla, si tienen palabra', comenta.

La retirada de los recursos, por parte de la Junta de Andalucía, 'sería simultánea' a la firma del acuerdo en comisión mixta. ¿Qué ocurrirá si el Ministerio de Hacienda no asume este compromiso antes de las elecciones generales del 14 de marzo como exige el Ejecutivo andaluz?

'Si no cumplen con sus compromisos, después de las elecciones, el futuro Gobierno socialista va a pagarle a Andalucía todo lo que le debe. Por lo tanto, el Gobierno central tiene su oportunidad ahora, antes de la campaña electoral. En campaña no se deben tratar estas cosas. No se puede hablar de dinero e ir prometiéndoles a unas comunidades y otras el oro y el moro', añade Álvarez.