Tributos

La Generalitat reformará el Impuesto de Sucesiones que dejará exento al 80% de contribuyentes

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, ha anunciado en el Parlamento catalán una reforma del Impuesto de Sucesiones que beneficiará al 80% de los contribuyentes, que resultarán exentos. Castells ha explicado que elevarán el mínimo exento y ha precisado que éste podría situarse desde los 450.000 hasta los 600.000 euros, con el objetivo de "mejorar la equidad" de este impuesto.

El conseller, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Finanzas del Parlament ha cifrado en un 6% la pérdida de recaudación que implicará para la Generalitat la reforma de este tributo. Asimismo, ha asegurado que se dará

un tratamiento especial a la vivienda habitual y a los activos realmente empresariales y se ha comprometido a no aumentar la presión fiscal y a dar un "tratamiento favorable" a la vivienda de alquiler.

Por otro lado, Castells ha afirmado que la Generalitat dispone de "un margen estrecho" para el presupuesto de 2004 y lo atribuido a las restricciones financieras sobre el conjunto de ingresos disponibles, que vienen definidos por el actual modelo de financiación. De igual forma, ha recordado la existencia de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que impide incurrir en déficit, como otro de los factores que limitan el presupuesto. Así, ha resaltado resaltó la necesidad de "hacer un esfuerzo muy especial de contención del gasto corriente".

Además, Castells ha avanzado que en 2003 se producirá un "incremento apreciable y significativo" del endeudamiento en relación al año anterior y ha explicado que éste se situó en 13.800 millones en 2002.