Automóvil

CC OO teme una fuga de inversiones por la ampliación de la UE

La ampliación de la UE amenaza con desencadenar desinversiones de las empresas del sector del automóvil instaladas en España, tanto fabricantes como en la industria auxiliar, para instalar las plantas productivas en los nuevos socios del Este, atraídos por los menores costes salariales y unos incentivos fiscales muy atractivos.

Eslovaquia se perfila como el país que recibirá mayores inversiones empresariales del sector de automoción en los próximos años, y es uno de los 10 países que se incorporarán próximamente a la Unión Europea. Presenta una situación económica estable, un crecimiento del PIB del 4,4% en 2002 y una tasa de 3,5 puntos de incremento prevista para 2004 y 2005, mientras que sus bajos costes salariales, la alta formación de sus trabajadores y el apoyo gubernamental en materia fiscal (desgravaciones del 50% al 100%) son sus principales bagajes, además de sus proximidad geográfica al centro de Europa. El sector del automóvil representa el 18% de sus exportaciones.

Además de Eslovaquia, los países más vinculados a la industria de automoción son la República Checa (2% de crecimiento del PIB el año pasado), Hungría (3,3%) y Polonia (1,3%). El estudio de CC OO detecta que las diferencias salariales (oscilan entre el 30% y el 40%) y los incentivos y ayudas fiscales hasta del 30% de la inversión provocarán deslocalizaciones inmediatas. El informe realizado por CC OO explica que la única receta para compensar estas ventajas es aumentar el valor añadido de los productos fabricados en España, tradicionalmente dedicados en exceso a las gamas bajas de automóviles de cada marca.

El sindicato critica el escaso esfuerzo que realizan las compañías en innovación y en formación, paso previo al traslado de inversiones, tal y como ocurre con empresas de cableado instaladas en España: Delphi Packard, Lear Automotive, Yazaki y Valeo. El informe concreta caídas de productividad del orden del 33% en las filiales españolas de multinacionales y empresas de capital español.

No todo son ventajas para los países del Este. CC OO destaca que a los menores costes salariales, mayor flexibilidad, formación, proximidad a los centros de decisión y menores costes logísticos hay que añadir las deficiencias en la carencia de un tejido estable de proveedores, un tamaño de mercado doméstico pequeño y una incertidumbre sobre su capacidad de adaptación. Critica también el estudio la falta de agilidad en las ayudas financieras de las Administraciones, especialmente en los proyectos de innovación, que son los que a la postre aumentan la competitividad.

Diferencia salarial Comité EUropeo

l La quinta ampliación de la Unión Europea permitirá la entrada de 70 millones de consumidores y previsiones de crecimiento hasta del 4%, con salarios mínimos de 200 euros al mes (451 euros en Eslovenia), frente a los 1.000 de la actual UE (526 en España). El precio medio por trabajador y hora en la UE es de 22,7 euros frente a los cuatro euros de los países de la ampliación. Este dato demuestra el diferencial para las inversiones intensivas en mano de obra.

l Los comités de empresa europeos son la principal esperanza de equilibrio para los sindicatos y una de las pocas garantías para reducir los efectos de las deslocalizaciones y la competencia entre las filiales de una misma multinacional. UGT ha celebrado recientemente una jornada en la que se han contabilizado un total de 640 comités creados y 15.000 delegados sindicales. Los representantes de UGT reclamaron una política industrial a nivel europeo.