Pacto en Cataluña

El nuevo Gobierno catalán legislará para mantener el control sobre las cajas

Pascual Maragall y sus socios de ERC e IC están dispuestos a plantar cara al Gobierno central en varios aspectos concernientes a la financiación autonómica y a la regulación de la vida económica de Cataluña. Una de esas grandes batallas será, sin duda, el control de las cajas. Igual que ocurrió con el Gobierno vasco, la Generalitat no está dispuesta a perder el control sobre las entidades de ahorro, que las enmiendas incluidas por el PP a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado ponen en duda.

Ya CiU había reclamado que la ley dejara claro que son los ejecutivos autonómicos los que regulan la representación en las cajas, dado que tal y como está el texto no recoge de forma clara esta especificación.

Ahora, el pacto para el Gobierno tripartito señala que ¢será necesario realizar las reformas legales necesarias para preservar y consolidar este modelo y para evitar las interferencias legislativas invasivas de las competencias autonómicas, recientemente producidas desde el Gobierno del Estado¢.

Pero no termina ahí, sino que también se refiere de forma específica a los órganos de gobierno de las cajas. Con la reforma del Gobierno del PP, los consejos de dirección se abren a representantes de las comunidades autónomas donde las entidades también están presentes. Precisamente, Cinco Días desvela hoy que La Caixa deberá triplicar la representación no catalana en su asamblea. Frente a esta modificación, aunque sin mencionarla expresamente, el nuevo Ejecutivo catalán señala que ¢es imprescindible asegurar su independencia y representatividad efectiva[de los órganos de dirección], con una adecuada representación de la sociedad civil, los sindicatos entre ella¢.

En lo que respecta a la obra social, en cambio, el nuevo Gobierno seguirá la línea diseñada por Jordi Pujol en los estertores de su mandato, cuando aprobó un decreto por el trámite de urgencia para la creación de una comisión con mayoría de representantes de la Generalitat que planificará la obra social de las cajas. El acuerdo para el nuevo Ejecutivo señala que ¢desde la Generalitat se orientará la acción de la obra social de todas las cajas que operan en Cataluña para que se destine efectivamente a cubrir las necesidades sociales y culturales de su entrono¢.