EDITORIAL

Límite al telemarketing

Con la liberalización del sector de telecomunicaciones a finales de los ochenta comenzó una verdadera explosión de los servicios de asistencia telefónica (telemarketing), que han registrado cifras de beneficios astronómicas desde la creación de la primera de estas empresas, en 1987.

Sin embargo, la robustez del negocio contrasta con las condiciones laborales precarias dentro de estas compañías, denunciadas año tras año por los sindicatos. Hasta ahora, ningún juez había emitido una sentencia tan clara como la del Tribunal Supremo, que estima que detrás de muchas de estas compañías se esconde en realidad una tapadera para degradar la condición laboral de los trabajadores. El sector no tendrá más remedio que acatar la sentencia y comenzar a cambiar estas prácticas abusivas. Las empresas de telemarketing españolas, un sector estratégico, deben mirar hacia el futuro. También en lo laboral.