Informática

Steve Jobs: "æpermil;ste es el año de los ordenadores portátiles"

Momentos antes, en un foro de más de 5.000 personas que aplaudían con fervor los nuevos ingenios de Apple, ahora con diseño de aluminio en vez de titanio, Steve Jobs había demostrado ya su especial predilección por el futuro de los portátiles: 'Suponen el 42% de nuestras ventas, mientras que el promedio de nuestros competidores se sitúa en el 24% o 25%'.

Con motivo de la tradicional feria anual de Apple en Europa, que se inauguró ayer en el Palacio de Congresos de París, Jobs presentó tres nuevos portátiles (todos ellos PowerBook G4) con pantalla de 12, 15 y 17 pulgadas, que incluyen microprocesadores más potentes y dispositivos para reproducir música y vídeos. Todo ello en unas máquinas de 26 milímetros de espesor y 2,5 kilos de peso.

A pesar de que sus precios, entre 1.599 y 2.999 euros, están sensiblemente por encima de muchos portátiles con sistema operativo Windows, Jobs afirmó que espera alcanzar con ellos el 50% de las ventas de PC 'a lo mejor para el año que viene o el próximo', afirmó ante periodistas europeos.

Reconoció después que la revolución decisiva será la introducción en los portátiles del nuevo chip de 64 bits, G5, que la compañía ha desarrollado junto a IBM, con una inversión de 3.000 millones de dólares. 'Estamos trabajando en ello y lo que nos gustaría es conseguirlo para finales del año que viene', afirmó.

Apple facturó en su último año fiscal 5.489 millones de euros, con beneficios de 66,3 millones.

iMusic para Windows

Esta actitud supone un cambio en Apple, tradicionalmente dedicada al hardware. Hasta este año el software no era una parte sustancial de su negocio. En abril, lanzó su servicio de intercambio de música en Internet, iMusic, que ya genera un volumen de 10 millones de descargas a un precio de 99 centavos de dólares cada una y ahora sus soluciones informáticas prometen generar importantes ingresos para la compañía.

De momento, iMusic sólo lo pueden utilizar los siete millones de clientes con acceso al sistema operativo Mac Os. Pero es un negocio con futuro, porque Jobs aseguró que 'para finales de este año lanzaremos iMusic para Windows en Estados Unidos'. Sin embargo, se abstuvo de declarar sus intenciones para la conquista del mercado europeo: 'Eso dependerá de la marcha de las negociaciones de los derechos de la propiedad intelectual con las casas discográficas', afirmó.

Discordia discográfica con los Beatles

La discográfica Apple Corps., que representa los intereses del célebre grupo musical los Beatles, ha presentado una demanda contra la informática Apple Computer en el Tribunal Superior de Justicia de Londres por una disputa por los derechos de uso de la marca.

Apple Corps. parece que se siente dañada por el éxito reciente de la compañía informática en el negocio de las descargas musicales en Internet. Ambas empresas llegaron a un acuerdo en 1981 por el uso de la marca, cuyos términos se mantienen en secreto. La discográfica ha permitido hasta ahora a Apple Computer usar su nombre mientras no se relacionara con el negocio de la música. Sin embargo, en 1986 Apple Corps. se querelló ya contra su homónima porque esta última sacó un ordenador que podía sintetizar música. Por motivos parecidos, la discográfica se querelló de nuevo en 1989 y en 1991. En esta última ocasión llegaron a un acuerdo por el que la informática pagaba derechos a la casa de los Beatles, que, según algunas fuentes, ascendió a 26 millones de dólares.

Ahora, Jobs afirma que 'es una desgracia que el acuerdo que ha funcionado hasta ahora no continúe'. Ambas partes han necesitado recurrir a la Justicia para interpretar los términos de su acuerdo.