Estimaciones

La OCDE rebaja a la mitad el crecimiento previsto para la eurozona

La evolución económica en la zona euro ha sido "muy decepcionante" en el primer trimestre y se anticipa un crecimiento de sólo un 0,5% aproximado para 2003, indicó hoy la OCDE. Esto supone rebajar exactamente a la mitad sus previsiones iniciales, cuando colocaban el crecimiento del PIB para el conjunto de países europeos en el 1%.

El economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Jean-Philippe Cotis, contrastó la situación en la zona euro con la reactivación en Estados Unidos y también en Japón, donde el crecimiento ha sido mejor de lo previsto. Para Estados Unidos, la OCDE calcula que el crecimiento del Producto Interior Bruto puede rondar el 2,5% en 2003 y para Japón podría pasar del 2%.

Asimismo, instó al Banco Central Europeo a que relaje más su política monetaria si la economía de la eurozona no logra recuperarse pronto. Según el informe, "se necesitaría una mayor flexibilización de la política monetaria si no logran materializarse señales claras de recuperación en un futuro cercano". Cotis explicó que esta debilidad de la coyuntura en la zona euro respecto a las otras grandes zonas económicas es la principal causa por la que el BCE debe estar "preparado para actuar" y para recucir los tipos de interés. "Si tardan en materializarse estos signos de recuperación, el BCE debería relajar las condiciones monetarias", afirmó.

El organismo presidido por Wim Duisenberg se reúne mañana, pero según los analistas, los tipos de interés se mantendrán estables en el 2% y todo parece indicar que no habrá modificaciones para lo que queda de año.