Previsiones

El BCE prevé la recuperación económica de la eurozona en el segundo semestre

La actividad económica en la eurozona se recuperará "gradualmente" en el segundo semestre del año, pese a haber mantenido un crecimiento moderado en los primeros seis meses del año y se fortalecerá en 2004, gracias a la estabilización del nivel de confianza y a la contribución de la demanda externa, mientras que el incremento de los ingresos reales disponibles debería favorecer el crecimiento del consumo, informó hoy el Banco Central Europeo (BCE) en su boletín mensual de agosto.

Unido a una mejora de la actividad económica en la región euro, el BCE prevé que la inflación a medio plazo se mantenga en niveles contenidos y cuenta con que el Indice Armonizado de Precios de Consumo se sitúe en torno al 2% durante lo que queda de año y que en 2004 disminuya y se sitúe por debajo del límite del 2%.

En relación con los precios, la evolución de los alimentos y del petróleo, que refleja, en parte, las condiciones meteorológicas, puede producir una volatilidad temporal y limitada en la tasa de inflación. El BCE apunta que el bajo nivel de los tipos de interés y las condiciones financieras más favorables deberían apoyar la inversión

En su reunión del pasado 31 de julio, el consejo de gobierno del BCE mantuvo inalterado el precio del dinero, actualmente en el 2%, el nivel más bajo para todos los países que componen la Unión Monetaria (UM) desde 1948. El banco europeo deja entrever que no recortará las tasas próximamente al señalar que "la posición de la política monetaria actual es apropiada, porque las perspectivas sobre la estabilidad de los precios a medio plazo permanecen favorables¢.

La institución monetaria europea considera que es importante que los políticos de la zona contribuyan a crear un clima que conduzca a una recuperación de la confianza de los agentes económicos. El BCE reitera que para algunos países la corrección de los desequilibrios en las finanzas públicas debe ser una prioridad cuando se hayan concluido los planes presupuestarios del año 2004.

Recuperación del sector bancario

En el análisis del sector bancario, el informe señala que los 50 mayores bancos europeos tuvieron en 2002 unos resultados peores que el año anterior debido a la continuada debilidad macroeconómica y a la contenida actividad financiera. El instituto emisor cree, no obstante, que los niveles de solvencia han amortiguado cómodamente los menores ingresos y los problemas derivados de la calidad de sus activos. Agrega que las perspectivas futuras para el sector bancario son más halagüeñas, al preverse que la entidades registren una rentabilidad mejor a principios de 2003 y que finales de este año esta tendencia se fortalezca al recuperarse la economía de la eurozona.

Como consecuencia de las presiones sobre los ingresos y los costes, muchos bancos han adoptado o anunciado programas de reestructuración, que abarcan la reducción de la plantilla y de filiales. El BCE afirma que pese a una reducida rentabilidad, el ratio de solvencia de los 50 mayores bancos en la eurozona permaneció bastante estable e incluso mejoró ligeramente en 2002 y que estas entidades aún parecen tener suficiente capital para absorber pérdidas potenciales en el futuro.