Petróleo

La OPEP eleva un 13% la previsión de crecimiento del consumo de petróleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha elevado un 13% su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo, según el informe mensual de julio. El consumo mundial se situará en 77,79 millones de barriles diarios, un aumento de 1,01 millones respecto a 2002, frente al incremento de 890.000 barriles anticipado en el informe de junio.

La fortaleza del consumo, la inestabilidad de Irak y el bajo nivel de inventarios han llevado a la cotización del petróleo a niveles inesperadamente altos. Así, el barril de brent, el crudo de referencia en Europa, ha subido un 19% desde mayo y ayer cotizaba a 28,4 dólares en Londres. La cotización promedio del brent en lo que va de año es de 27,5 dólares, frente a los 23,6 dólares del año pasado durante el mismo periodo.

La OPEP informó ayer de que el barril de su cesta de siete crudos cerró el viernes a 28,2 dólares, superando por tercera vez en dos semanas el límite máximo de estabilidad, fijado por el propio cartel en 28 dólares.

'El consumo crecerá en cada trimestre de 2003, comparado con el correspondiente periodo de 2002. Los trimestres que experimentarán un crecimiento más fuerte serán el primero y el último, con un alza de 2,33 y 0,75 millones de barriles diarios respectivamente', explica el estudio. Parte de los incrementos responde a factores coyunturales, como los problemas de suministro de energía nuclear en Japón, o el elevado precio del gas natural en EE UU, que ha conducido a una inesperada alza de la demanda de derivados del petróleo.

El sueño frustrado de Irak

La proliferación de saqueos de instalaciones extractivas y actos de sabotajes contra oleoductos, junto al caos administrativo, han frustrado las expectativas de recuperación del nuevo Irak. La producción oficial es de 750.000 barriles diarios, cuando debería ser el doble, y las exportaciones se están haciendo de forma errática. La nueva administración sólo ha logrado colocar 18 millones de barriles en dos subastas. Un portavoz iraquí señaló ayer a Cinco Días que las especulaciones sobre una nueva subasta 'son falsas'.

A comienzos de año se anticipaba para estas fechas un escenario en el que el crudo iraquí fluía a espuertas y el precio estaba por los suelos. Las expectativas se han dado de bruces con la realidad. 'La restauración del nivel de preguerra de 2,5 millones de barriles diarios es vista ahora como algo remoto', señaló ayer el Centro de Estudios Globales de la Energía. Este instituto pronostica que, 'en el mejor de los casos', Irak podrá alcanzar 1,5 millones de barriles a finales de año.