Adquisición

Viesgo y la BBK aprovechan la OPV de Red Eléctrica para entrar en su accionariado

La compra del 1% de REE por parte de Enel, supone el segundo ingreso a una compañía española que cierra el gigante italiano esta semana. El pasado lunes acordó la compra de un 80% de la filial de energías renovables de Unión Fenosa.

"La compra de Viesgo tiene lógica; como empresa eléctrica relevante en el mercado español tiene que tener una participación en Red Eléctrica; es lógica industrial", explicó a Reuters el analista Enrique Soldevilla, del banco portugués BPI.

Las cuatro compañías energéticas en el capital de REE -Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa e Hidrocantábrico- se desprendieron el pasado miércoles de un 28% de la compañía. Con esta venta, las eléctricas redujeron su presencia individual en REE a un 3,0% desde su anterior 10%.

REE 17,75 0,34%

La venta de la participación, que corrió a cargo de UBS, BBVA, SCH y Citigroup, supuso unos ingresos totales para las cuatro eléctricas de 416,6 millones de euros, a razón de 104,15 millones cada una, aunque de éstos habrá que descontar los gastos derivados de la operación. Endesa, líder del sector, se embólsó 102,5 millones netos y una plusvalía de 44 millones. Las compañías destinarán los fondos a reducir deuda en un momento en el que están inmersas en desinversiones y contención de costes para robustecer sus finanzas. El Estado español, con una participación del 28,5% en REE, podría reducir su parte en un futuro.

La acción de REE cotizaba en la bolsa de Madrid plana a 11,28 euros. Los analistas de AFI, apuntaban que REE se configuraba como una oportunidad de inversión interesante, por su carácter de empresa con actividades reguladas lo que configura a la compañía como de bajo riesgo, mientras que las inversiones en infraestructuras necesarias hasta 2006 garantizan una rentabilidad razonable para los próximos años.